sábado, 14 de diciembre de 2013

La entrada en concurso de Proiek amenaza la finalización de la fachada de San Mamés

La empresa de Artea, cuyo capital pertenece a Fagor y Mondragón, es la encargada de realizar las lamas blancas



I. BARCIA

La última fase de construcción de San Mamés puede encontrarse con un obstáculo inesperado para cumplir los plazos previstos en la entrega del recinto. La entrada en concurso de acreedores de la empresa Proiek afectaría a los trabajos que se llevan a cabo en la nueva Catedral, puesto que entre otras cosas, y tal y como se ensalza en su página web, es la encargada «del desarrollo, soluciones técnicas, prototipado y ejecución de la envolvente de San Mamés, compuesta por 2.500 lamas de acero recubiertas por un material plástico denominado efte y provistas de una iluminación a base de leds que permiten generar diferentes escenarios y perspectivas, tanto diurnas como nocturnas».

Pues bien, tal y como recogió este periódico en su edición del martes, un juzgado de San Sebastián declaró la entrada en concurso de acreedores voluntario de forma conjunta a Grumal, empresa dedicada a la construcción de muebles de cocina, y a Proiek Habitat Equipment, filial de Fagor, al constatar que se encuentran en situación de «clara insolvencia».

El problema es que la empresa vizcaína es la encargada de una parte de la instalación emblemática del estadio y muy sensible, como es la fachada exterior. La gran preocupación se centra ahora mismo en la fabricación, plazos de entrega y montaje de todas aquellas lamas que deben cerrar la cuarta tribuna, la zona sur que tendría que estar finalizada para finales de 2014.

Un retraso en la entrega puede ser un grave problema, dado que se trata de un elemento cuya construcción es complicada. Y en estos momentos, Proiek podría hallarse en 'parada', con lo cual el retraso en las tareas empezaría a acumularse.

San Mamés Barria no es ajeno a este contratiempo, que no tiene una solución sencilla. Porque dichas lamas no parece que puedan ser ejecutadas por otras empresas, al no tratarse de un elemento común y su fabricación depende de un diseño previo y una actuación especializada.

Pero no es el único elemento de la fachada del nuevo campo que se puede ver comprometido por la entrada en concurso de Proiek. Dicha empresa también es la encargada de la iluminación LED de la fachada exterior, uno de los elementos más llamativos de San Mamés y que podría tardar más tiempo del previsto en poder admirarse desde el entorno del campo.

bilbao hotel accommodation