domingo, 17 de noviembre de 2013

El Ayuntamiento no da permiso para dos de las tres pantallas exteriores de San Mamés

El Consistorio bilbaíno rechaza la petición del Athletic por el «fuerte impacto visual» que tendrían sobre zonas de un tráfico intenso

IGOR BARCIA | BILBAO..-



San Mamés sólo tendrá una pantalla publicitaria exterior de las tres solicitadas por la sociedad gestora del campo. El Ayuntamiento decidió no conceder la licencia de dos de ellas debido al «fuerte impacto visual» que tendrían, en especial sobre el tráfico rodado. La negativa respecto al permiso tiene que ver con las pantallas LED previstas en las tribunas norte y este, ya que debido a su orientación, tendrían incidencia en la ribera de Deusto, la zona baja del puente Euskalduna y la rotonda del palacio y del edificio de Tráfico. Todas ellas se consideran lugares con una importante carga de transito de vehículos, cuyos conductores podrían sufrir distracciones a causa de las imágenes expuestas desde la fachada de San Mamés.

La normativa de tráfico es firme a ese respecto, y el Ayuntamiento la ha tenido en cuenta a la hora de no conceder la licencia, algo definitivo y que ya ha trasladado a la sociedad gestora del campo del Athletic. De este modo, el nuevo campo sólo tendrá una pantalla LED en la que ofrecer publicidad exterior, que irá situada en el fondo sur, orientada a Licenciado Poza. El consistorio bilbaíno sí ha dado permiso a esta pantalla, por ir situada en una zona menos comprometida para el tráfico, y porque las dimensiones de la misma son más reducidas que las otras dos previstas.

Cuando termine de construirse la cuarta tribuna de San Mamés, en su fachada exterior irá ';incrustada'; una ventana LED de 15 metros de ancho por 9,8 metros de altura. De todos modos, habrá que esperar a la primavera de 2015, fecha estimada por los responsables del recinto rojiblanco para dar por finalizadas las obras de forma definitiva.

En esta pantalla, el Athletic podrá ofrecer publicidad relacionada con aspectos del club, como venta de entradas, horarios de partidos o incluso su escudo, como aventuró César Azcárate en su comparecencia pública en Ibaigane, o temas relacionados con sus patrocinadores. El primer planteamiento de la entidad rojiblanca era imitar a los paneles situados en el exterior de otros campos de nuevo diseño, con el objetivo de emitir todo tipo de anuncios y obtener una nueva vía de recursos económicos, pero este planteamiento también chocó con la normativa vigente y su función quedará reducida a los ';sponsor'; e informaciones relacionadas con el Athletic.

Una idea cambiante

En su origen, el proyecto inicial del nuevo estadio no contemplaba este tipo de elementos en su fachada exterior. Posteriormente, San Mamés Barria solicitó la licencia para colocar tres, de modo que sólo la Tribuna Principal no tuviera este tipo de equipación, al estar su visibilidad tapada por el edificio de la UPV construído junto a esa zona del campo. El coste previsto para esta inversión era de 3,3 millones de euros y el tamaño de la más grande de ellas era de 31 metros de anchura, por diez de alto.

Pero el hecho de que el Ayuntamiento haya condecido licencia para sólo uno de estos elementos provocará que los otros dos espacios reservados tanto en la fachada Este como en la Norte -los mismos que han ocasionado problemas con la entrada de agua y que han sido tapados de forma provisional- tengan una función completamente diferente al previsto.

Los responsables del campo convertirán esas ventanas en miradores, por lo que colocarán unas cristaleras para evitar la afección de los temporales de viento y agua, y a cambio ofrecer a los aficionados que se encuentren en el interior de San Mamés un escenario único para contemplar las vistas que ofrece el recinto sobre la cornisa de Olabeaga.




bilbao hotel accommodation