miércoles, 18 de abril de 2012

La Peña Deusto junta 22.000 firmas por el 'arco' de San Mamés

La activísima Peña Deusto del Athletic ya viaja rumbo a Lisboa en un autobús-litera. Una nueva paliza asumida a gusto por el club de sus amores y por apoyar a la plantilla de Bielsa en su histórico recorrido europeo. Los tomateros además han querido hacer hincapié en una batalla en la que llevan años enfrascados, su objetivo es evitar que el mítico arco del actual San Mamés pueda desaparecer o acabar en la fundición. En ElDesmarque les ofrecemos la carta abierta que la agrupación bilbaína nos ha remitido. En su campaña de recogida de firmas -aún abierta- han alcanzado ya la cifra de 22.000 reseñas. Lo mejor es que ustedes mismo la lean y si quieren tomen postura.

A la vista de la reciente noticia, aparecida en algunos medios de comunicación, sobre la próxima decisión que tienen que tomar los gestores de San Mames Barria, sobre el futuro del Arco de San Mames, la Peña Deusto quiere hacer saber a estos gestores, a la opinión pública y a la masa rojiblanca en general que, a través de la campaña de recogida de firmas, que desde la peña, llevamos haciendo desde hace mas de cinco años, hemos llegado a juntar más de 22.000 firmas de socios, aficionados, Bilbaínos y Bizkainos que no quieren que un símbolo del Athletic y de todo Bilbao desaparezca.



Por todo ello, esperamos que, aquellos que van a tomar la decisión final, tengan en cuenta a estas 22.000 personas y que piensen que en una ciudad de símbolos como es el propio Athletic no podemos dejar que este símbolo rojiblanco termine en la chatarra y menos por dinero, ya que si hay dinero para otras cosas también lo tiene que haber para esta, sin olvidar que siempre se puede promover una campaña de recogida de donativos, porque al final todo es ponerle voluntad.

Así mismo queremos informar que seguimos recogiendo firmas, bien en la sede de la peña o a traves de la web "peñadeusto.es", porque hasta que no se tome la decisión final seguiremos insistiendo en que el Arco no puede desaparecer.
Fuente: El Desmarque