domingo, 27 de febrero de 2011

Los cambios de Césped de San Mamés

ACTUALIZADO 24/06/2011


El césped de la Catedral no es lo que era. La antigua fama que recorría el mundo futbolístico era que el césped de San Mamés era único. Que a pesar de las intensas y constantes lluvias, el drenaje del "verde" era capaz de asimilarlo y permitir el juego. Entonces no se hablaba de problemas con lombrices, con aves que se comen las semillas, que se juegan muchos partidos, etc. Y en general las condiciones meteorologicas eran más adversas que las actuales. Entonces, ¿A qué se debe que en los últimos 4 años haya sufrido el césped 4 grandes actuaciones  (en 7 años 5 veces) por parte de la empresa mantenedora (Cengotita)?



Algunos dirán que los grandes últimos conciertos. Y en parte es verdad, pero no todo se explica con esos conciertos.

- En Junio de 2011 tras el concierto de la colombiana Shakira, el Athletic Club decide reemplazar el césped en su totalidad, así como el cambio de las capas de drenaje, enraizamiento del césped y del sistema de riego. Estas tareas durarán hasta finales de Julio.
- En Diciembre de 2010 se efectuaron algunos "retoques" en el césped. Varios volquetes recogían algunos trozos para ser repuestos por otros nuevos. Este tipo de "liftings" al maltrecho césped rojiblanco han sido habituales, son esos parches que como tales solamente ofrecen soluciones a corto plazo que no satisfacen a nadie y que acaban necesitando de remiendos de mayor calado.
- En Julio de 2010 el deterioro se hacía más visible en la parte norte del estadio, donde fue ubicado el escenario del concierto que ofreció el grupo AC/DC en Junio del mismo año. En total, un "resembrado" de casi 3.000 metros que supone algo menos de la mitad del campo. Los nuevos tepes fueron adquiridos de Las Landas francesas.
- En Julio de 2009 se cambió todo el césped del estadio en apenas 36 horas, justo después de la conclusión del concierto que ofreció Bruce Springsteen. La hierba fue suministrada por una empresa holandesa ya que era la única que aseguraba una rapidez semejante para un cambio de superficie de tal magnitud.
- En Junio de 2007 fueron los Rolling Stones los que visitaron San Mamés. Muchos estadios de primera división sufrieron el castigo de semejantes infraestructuras. De hecho, su primera visita a Bilbao en 2003 obligó al club a tener que cambiar todo el césped pocos meses después en Mayo de 2004, una vez terminada la temporada.

Actualmente las condiciones tras la última actuación (cambio total de los tepes) son perfectas. Pero ojo con lo que nos viene. Se anuncia un concierto de Shakira para finales de Mayo, y si las cosas siguen como ahora, el Athletic Club podría estar cerca de comenzar una nueva andadura en las rondas previas de la Europa League o si hay fortuna de la Champions League. No nos vaya a pasar lo mismo que tras el concierto de Bruse Springsteen.

Para el nuevo estadio, si se quiere seguir con esa dinámica de grandes eventos al menos una vez al año se tendrá que pensar muy bien la sistemática organizativa para evitar tener que cambiar el césped cada año. Soluciones las hay. Hay estadios que "sacan" mediante un movimiento horizontal de traslación sobre raíles "toda la superficie donde se asienta el césped. Otros recogen todos los tepes (en forma de rollo) y los trasladan en camiones a un lugar donde se almacena hasta después del evento (es un estadio americano del cuál ahora no recordamos su nombre). Esa operación se realiza más de 20 veces a la temporada. 

De estas 2 soluciones sólo es factible la última en el nuevo San Mamés, aunque seguro que nuestros pensantes dirigentes y avezados ingenieros y arquitectos podrán hallar varias más que se adapten a nuestras circunstancias.