miércoles, 3 de febrero de 2010

Un espejo para el futuro San Mamés



EL NUEVO ESTADIO DEL ESPANYOL SE CARACTERIZA POR UN DISEÑO Y PERSONALIDAD A LA INGLESA
"SE TRATA DE VERTER POCO ACEITE EN EL TRABAJO DE COCINA", RECOMIENDAN DESDE BARCELONA AL ATHLETIC

El Estadio Olímpico de Montjuïc ofrecía mucha frialdad. Pista de atletismo, las gradas a varios metros del césped, abierto por todos sus costados… Poca esencia de fútbol. El estadio Cornellá-El Prat ofrece otra imagen. “Se respira fútbol en estado puro”, dicen los que conocen el nuevo campo del Espanyol. Se trata de un complejo moderno, catalogado por la UEFA como un cuatro estrellas.

Más recogido, moderno en su esqueleto, y más funcional. “Tiene una personalidad inglesa”, apuntan empleados del club periquito. Todo está instalado conmimo, aunque restan algunos detalles por pulir. Su interior es coqueto.Los jugadores del Athletic dirigieron sus miradas hacia las gradas nada más salir a calentar. Buscaban una referencia que les sirva para hacerse una idea de lo que podrá ser en un futuro cercano el nuevo San Mamés. La novedad siempre requiere una observación pausada.

El estadio blanquiazul está formado por dos zonas: las gradas y el anillo que las rodea, con una fachada concebida como un telón flotante traslúcido con los colores azul y blanco que se ilumina con la llegada de la noche. “Es nuestra catedral”, se aventura a decirunaficionado situado cerca de la zona donde se ubica la prensa visitante. “La identificación del socio con su tierra y con su casa ha vuelto a florecer”. Raúl Ciprés, director de Marketing del Espanyol, resume el sentir de la familia perica una vez ya es realidad su nuevo estadio, tras doce años de larga travesía por el desierto que supuso vivir de prestado en Montjuïc.

La apuesta ha sido fuerte. “Nuestra masa social la esperaba con enorme ansiedad” tras la pérdida de Sarriá. “Estábamos en Montjuïc de alquiler, lo que ocasionaba, en el aspecto emotivo, un desapego por parte de la masa social. En lo económico, implicaba que el club no pudiera trabajar contenidos, actuaciones y captación de recursos”, explica Ciprés.

“Es más un campo de fútbol queun estadio”, dicen desde la entidad. El martes se cumplirán seis meses de vida del nuevo complejo, diseñado por los arquitectos Mark Fenwick y Esteve Gasulla, cuyo coste de construcción rondó los 80 millones de euros.Medio año que ha dado mucho de sí. El Espanyol ha reclutado 9.000 nuevos abonados –ha pasado de 27.000 a 36.000–, lo que supone un aumento del 30%. El impacto económico previsto está dando sus primeros frutos y el club catalán espera generar unos ocho millones de euros de ingresos anuales.

“El concepto de ocio y servicios es el eje por el que debe girar nuestra actuación”, insiste Ciprés, que añade que a partir de junio entrará en liza un nuevo motor dinamizador con la apertura de un centro comercial colindante que “generará un flujo de nueve millones de personas al año en nuestra zona de influencia”. El estadio ya alberga su propia oferta hostelera, con 27 bares y una zona VIP, destinada a acoger incluso cinco eventos al mismo tiempo. El nuevo estadio del Espanyol se ubica en el área deBaix Llobregat, a unos pocos kilómetros de Barcelona, Aspecto que presentaba el estadio de Cornellá-El Prat al término del encuentro Espanyol-Athletic.

Lo que en la entidad no ven como un inconveniente. “Los accesos desde Barcelona son espléndidos, con línea directa al aeropuerto en cinco minutos en coche y con una amplia red de transporte público”, recalca el director de Marketing de la entidad catalana, que también destaca que “estamos entre los cinco estadios con mejor asistencia media de público”. El Athletic se afana en poner la primera piedra del futuro San Mamés.

Raúl Ciprés dice conocer “a grandes rasgos” el proyecto de la futura joya rojiblanca. “Sí veo un cierto parangón con nuestro estadio, sobre todo en el apartado arquitectónico. Hay similitudes tanto en su piel externa como en la interna”, apunta al mismo tiempo que da un pequeño consejo a los rectores del Athletic: “Durante el trabajo de cocción del campo hay que intentar verter la menor cantidad de aceite posible”. El aforo de 40.500 espectadores del estadio Cornellá-El Prat es el idóneo para el Espanyol. “El del Athletic es más ambicioso, pero su éxito radicará en que la comunión con su masa social sea brutal”, dice Ciprés, que comparte la política de dotar al futuro San Mamés de una utilidad multiusos. El Espanyol ya trabaja en esta faceta. “Nos hemos marcado tres líneas de actuación: acoger eventos coorporativos y ferias; dispone de una densa oferta de ocio, como conciertos y citas deportivas y lúdicas; y gestionar metros con la construcción de un balneario”, añade el director de Marketing, quien subraya “la necesidad de que el estadio esté operativo 365 días al año”.


Fuente: www.deia.com