viernes, 18 de septiembre de 2009

El nuevo San Mamés generará ingresos que triplican el coste de su construcción

El Athletic presenta hoy a Patxi López estos datos para tratar de conseguir la implicación del Gobierno vasco

PAKO RUIZ

BILBAO. La instantánea que se dará a mediodía de hoy en Lehendakaritza tendrá trazas históricas. Patxi López recibirá de forma oficial e institucional a Fernando García Macua, presidente del Athletic. Sobre la mesa no se tratará un asunto meramente deportivo, como podría entenderse por el perfil del invitado. Se debatirá por un tema que trasciende más allá de la entidad de Ibaigane, el futuro del nuevo campo de San Mamés. La trascendencia de emprender la construcción de esta infraestructura de forma casi inmediata ha precipitado los acontecimientos.No en vano, la viabilidad del proyecto pasa por la implicación del Gobierno vasco. Es decir, que su aportación económica, estimada en unos 55 millones de euros, permita dar vía libre al que sería el nuevo ojo bonito de Bizkaia.

García Macua, por tanto, ya tiene preparada la defensa, convenida entre los socios de la sociedad San Mamés Barria –Diputación Foral de Bizkaia, Athletic, BBK, en su constitución, y el Ayuntamiento de Bilbao con posterioridad–. El mandatario rojiblanco presentará hoy al lehendakari un detallado informe, al que ha tenido acceso DEIA, en el que se hace hincapié en el impacto económico que supondría el nuevo estadio. Y la conclusión del mismo, redactado por la ingeniería Idom, es demoledor: la funcionalidad de San Mamés generaría 584 millones de euros, una cantidad que triplica de largo la invertida en la construcción del estadio, estimada en 164 millones. El beneficio económico es incontestable, más cuando desde el Ejecutivo de Gasteiz y desde el propio PSE se habían escudado en que quizá no estaba justificado un desembolso tan significativo. “Nadie nos ha mostrado aún un estudio que avale la potencialidad del campo como generador de empleo y riqueza. No existe”, expresaron desde Lakua el pasado mes de junio.

García Macua se presentará ante López con los deberes hechos. El informe, basado en la metodología del modelomatricial de Leontief y la información estadística de las tablas Input-Output de actividad económica regional (TIO2006 de Eustat), desmonta la impresión inicial en el Gobierno vasco. Se detalla, de esta forma, el impacto acumulado en el proceso de construcción, así como el impacto económico incremental de la explotación del nuevo estadio respecto a la situación actual durante una temporada en uso “normalizado”. El cálculo de ingresos se basa en la utilización del estadio por parte del Athletic en competiciones estatales y europeas, como sede de una hipotética final de una competición europea, de un Mundial –ya está consensuado con el Gobierno vasco la candidatura de Bilbao para el Campeonato del Mundo de 2018– y de diferentes conciertos, como ocurre en este último caso en el actual San Mamés, que el pasado 26 de julio acogió la actuación de Bruce Springsteen.

Los números redondos son rotundos. La inversión inicial de 164 millones de euros supondría como impacto total de construcción 584 millones de euros, 92 millones más como recaudación tributaria y generaría unos 5.600 empleos. Estas previsiones hablan de impactos directos, los generados por incrementos en la demanda final en diversos sectores productivos; inducidos, generados por el efecto multiplicador que sobre la economía y otros sectores tienen los impactos directos; y sobre el empleo, especificados por cada una de las actividades realizadas.

EFECTO DOMINÓ 

Ya de una forma más detallada, el informe que trasladará hoy García Macua a López subraya la actividad anual del estadio, cuya explotación generará un incremento anual respecto al actual San Mamés de 14 millones de euros, que se elevarán hasta los 46 millones como impacto total en la economía vizcaina. También propiciará que se mantengan 360 puestos de trabajo al año, además de aportar a las arcas forales seis millones de euros cada doce meses, un pellizco bien llamativo cuando las diputaciones forales se encuentran inmersas en tiempos de escasez recaudatoria por la crisis.

Los socios de la sociedad San Mamés Barria también inciden en que la nueva infraestructura permitirá acoger acontecimientos relevantes dentro de la Comunidad AutónomaVasca, como es el caso de finales de competiciones europeas, fases finales de campeonatos (Eurocopa o Mundial), conciertos, entre otros eventos de gran calado. En el informe se recoge, por ejemplo, que ser sede de un Mundial supondría un impacto directo de 68 millones de euros, que se irían hasta los 261 millones inducidos, con lo que la apuesta es pujar fuerte para no perder este tren. También destaca la cosecha que aportaría una final continental, ya sea de Champions o de la nueva Liga Europa, con unos ingresos directos de 15 millones de euros, y la creación de cerca de 500 puestos de trabajo. Las conclusiones del informe que tendrá López en sus manos detallan que por cada euro público invertido en la construcción se estima un retorno de 0,9 euros.

Fuente: www.deia.com