miércoles, 31 de mayo de 2017

El Museo Athletic abrirá en julio

El nuevo espacio de San Mamés, con un coste superior a los tres millones, servirá de reclamo turístico este verano y su bautizo podría coincidir con el arranque del Athletic en Europa



PAKO RUIZ

La cuenta atrás se ha activado. El futuro Museo Athletic, la instalación que falta para culminar la obra del nuevo San Mamés, abrirá sus puertas a lo largo del mes de julio, según los cálculos que manejan en la sociedad propietaria del campo -Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, Kutxabank y Ayuntamiento de Bilbao-, que ha visto cómo el complejo, una de las referencias de la entidad, ha sufrido un retraso de poco más de un año, razonado especialmente por los delicados trabajos que requirió la ampliación de la cubierta del campo y que ocasionó la paralización del proyecto museístico por motivos de infraestructura.

Las obras del nuevo escenario, situado en la esquina sureste del estadio (entre las puertas 19 y 20), concluirán en la segunda quincena de junio, según fuentes de las empresas encargadas del proyecto, y han supuesto una inversión de más de tres millones de euros. En las siguientes fechas, será el momento de emprender los retoques externos y limar los interiores, el traslado del todo material, gran parte del mismo guardado desde 2013 en un almacén de un polígono industrial de Bizkaia, y tramitar las correspondientes licencias y permisos, burocracia que podría retrasar la inauguración.
La sociedad San Mames Barria confía en que el proceso no se demore en el tiempo. Ya acumula un considerable retraso. Al margen de ello, el Museo Athletic ejercerá de máxima atracción turística además de recalcar la causa rojiblanca para consumo interno, sobre todo de cara a una masa social que desea la reapertura del complejo, diseñado por la firma navarra Vaillo+Irigaray y Místico y la catalana Espai Visual, y del que ha carecido durante los últimos cuatro años.

El inminente inicio de la campaña veraniega debe servir de punta de lanza en el objetivo de que la infraestructura tenga un impacto llamativo en sus primeras semanas. Los propietarios del campo manejan ciertas sensaciones. La oleada de turistas de alta solvencia económica que se espera con el atraque de numerosos cruceros de lujo en Getxo se entiende como un segmento tractor con su correspondiente proyección por el mundo, por lo que el Museo Athletic aparecería entre los espacios que se promocionarán entre este grupo de visitantes. Al mismo tiempo, Bilbao ha acentuado su pico de interés como capital atractiva para el turista de ciudad, entre ellos muchos aficionados al fútbol, mientras que la Aste Nagusia también ejercería de reclamo para los cientos de visitantes interesados en conocer el campo.

EUROPA LEAGUE, EL INICIO 

Sin embargo, la masa social del Athletic es la que más expectante se encuentra ante la apertura del museo. Si las previsiones no sufren un nuevo parón, la primera de las dos eliminatorias previas que tendría que disfrutar el conjunto de Kuko Ziganda en la Europa League supondría el bautizo, el 27 de julio o el 3 de agosto en función del día en que los leones jueguen su partido en Bilbao, para gran parte el entorno athleticzale, que vería cómo se culmina así el nuevo campo, a la falta de la edificación de otras instalaciones ajenas al fútbol y al club.

El complejo museístico se convertirá en la herencia del antiguo, que estuvo operativo durante una década en el viejo San Mamés, entre el 13 de mayo de 2003 y el 31 de mayo de 2013, y proyectará un impacto mucho mayor que su predecesor, tanto en lo visual como en los servicios, en los equipamientos y en las ofertas que sacará al mercado, algunas de ellas combinadas con paquetes gastronómicos en el restaurante de alta gastronomía interior, La Taberna Campa de los Ingleses y la propia tienda oficial del Athletic.

Fuente: DEIA