viernes, 26 de septiembre de 2014

El Cuauhtémoc VIP, al nivel del Allianz Arena y el nuevo San Mamés por el polímero ETFE

El nuevo Cuauhtémoc VIP tendrá una cubierta de polímero ETFE —Etileno-TetraFluoro-Etileno—, por lo que su apariencia será semejante al estadio Allianz Arena de Múnich o el recién estrenado San Mamés en Bilbao, pues se trata de un material flexible y duradero, que durante el día adquiere apariencia traslucida pero por la noches puede iluminarse en diferentes colores como si fuera un faro.



Osvaldo Macuil Rojas

Gracias a una cubierta de polímero ETFE (Etileno-TetraFluoroEtileno), el nuevo Cuauhtémoc VIP tendrá una apariencia semejante al estadio Allianz Arena de Múnich o el recién estrenado San Mamés en Bilbao, pues se trata de un material flexible y duradero, que durante el día adquiere apariencia traslúcida pero por la noches puede iluminarse en diferentes colores como si fuera un faro.

bilbao hotel accommodation

Además, el aforo del nuevo coloso crecerá de 42 mil 648 lugares a 50 mil 73 gracias a la construcción de dos nuevas rampas en las cabeceras norte y sur, además de 80 nuevos palcos divididos en dos niveles, con 15 y 12 lugares, por lo que de acuerdo a sus nuevas características será catalogado en el nivel 4 según la normativa de la UEFA, la segunda calificación más alta en el ranking de los estadios europeos.

Así, a partir de agosto de 2015, los aficionados del Puebla FC disfrutarán de un estadio de nivel mundial, según se desprende de las maquetas arquitectónicas contenidas en la licitación nacional SFA-OP-LPN-2014-049. La obra durará 10 meses con un costo calculado de 688 millones de pesos.

Aunque no forma parte de la licitación, el proyecto hace mención a que aunado a las mejoras físicas que tendrá, se construirá un hotel a un costado, el cual tendrá entre siete y ocho niveles.

“El proyecto de ampliación del estadio Cuauhtémoc contempla la construcción de nuevas gradas en las zonas norte y sur del inmueble, así como un hotel de siete a ocho niveles. Las estructuras se constituirán con marcos rígidos de concreto y volados metálicos de dimensiones importantes. La estructura del hotel será independiente a la del estadio”, se detalla en el estudio de mecánica de suelos que se publicó.

El material estrella: la cubierta de polímero ETFE
“La lámina de ETFE es reciclable y puede soportar todas las agresiones climatológicas (hielo, lluvia, humedad) por más de 25 años. No hay riesgo de contaminación durante las fases de fabricación, ni en las fases de reciclado, se le considera un material ecológico”, se detalla en las especificaciones.

Este material ha sido utilizado en la construcción de estadios europeos, siendo el caso más representativo el Allianz Arena, la casa del Bayern Múnich, el cual se ilumina de blanco, rojo y azul, dependiendo de los eventos que se desarrollan en el inmueble

El año pasado fue inaugurado el nuevo estadio San Mames en la ciudad española de Bilbao. En su edificación también fue utilizado el polímero ETFE.

Ambos inmuebles fueron catalogados en el nivel 4 de la calificación de la UEFA, el organismo rector de las competiciones de futbol europeas.



Fuente: Diario Cambio