lunes, 5 de mayo de 2014

San Mamés, listo para la Champions

LAS OBRAS DE LA TRIBUNA SUR SIGUEN LOS PLAZOS ESTABLECIDOS Y EL CAMPO VIVIRÁ SU ESTRENO EUROPEO EN AGOSTO

UNAI MUÑOZ



La Champions League no solo espera a los pupilos de Ernesto Valverde a partir de agosto, con la trascendental eliminatoria previa que el conjunto rojiblanco debe resolver si quiere garantizarse al menos seis partidos entre la élite del viejo continente. San Mamés también tiene una cita con la Liga de Campeones. Con menos de nueve meses de vida y con la Tribuna Sur todavía por terminar, el nuevo campo del Athletic vivirá próximamente su estreno en Europa por la puerta grande, con la competición más prestigiosa de clubes. La que más público arrastra, tanto en directo como a través de los televisores. La vieja Catedral acogió grandes noches europeas a lo largo de su siglo de vida y su sucesora como casa de los leones tiene el contador a cero, deseosa de escribir citas futbolísticas para el recuerdo. En estos momentos únicamente da cabida a 36.000 espectadores, pero los integrantes de la sociedad San Mames Barria, atendiendo lo que desde Idom, la ingeniería encargada de la construcción del campo, les trasladan, confían en que a partir de la temporada que viene pueda ofrecer todo su aforo, que ascenderá a 53.000 asientos. Ya habrá hueco para los que no son socios y para los hinchas de los equipos rivales.

Las obras en el fondo aún por levantar avanzan a un ritmo vertiginoso. Los operarios, alrededor de 150, trabajan mañana y tarde los siete días de la semana y la estructura de la cubierta empieza a lucir por la antigua calle Pichichi. El anillo ya se ha cerrado y se visualiza un estado real del retrato del estadio. Todo va según los plazos previstos y los privilegiados que puedan ver en directo el derbi del domingo ante la Real Sociedad visualizarán tres de las cuatro plantas de las gradas de la Tribuna Sur prácticamente hormigonadas. Después de la visita a la capital vizcaina del conjunto donostiarra se cerrará hasta el curso que viene el coliseo rojiblanco para el público y con el buen tiempo todo irá un poco más rápido.

INSPECCIÓN DE LA UEFA El estreno oficial del nuevo San Mamés está previsto para la primavera de 2015, cuando debe culminarse, no solo las gradas y los palcos VIP, sino también el acondicionamiento interior de las instalaciones de la zona sur, que se emprenderá a partir de verano y que requerirán un plazo de medio año. Estos trabajos no deben ser impedimento para que la comitiva de la UEFA que inspeccione el campo en los días previos a la eliminatoria que el Athletic debe afrontar en agosto de su visto bueno. El campo estará en obras, pero los representantes del organismo europeo, más allá de pedir ciertas correcciones, no podrán impedimentos si todo marcha como hasta ahora. El presidente de la UEFA, Michel Platini, ya conoce el nuevo coliseo rojiblanco y, tal como aseguró Ángel María Villar hace unos, quedó encantado con la visita. "Le gustó muchísimo. A quién no le va a gustar", destacó el presidente de la FEF el pasado lunes en el Ayuntamiento de Bilbao durante la presentación de la final de la Copa de fútbol sala.

San Mamés entrará en el escaparate europeo, junto a otras joyas arquitectónicas como el Allianz Arena, con el que guarda ciertas similitudes, o con campos que rebosan historia y aroma futbolístico por los cuatro costados, como es el caso de Anfield Road, el estadio del Liverpool, que también disputará la próxima edición de la Liga de Campeones.

Un gran paso, que puede ser aún mayor si el próximo 19 de septiembre Bilbao es designada como una de las trece sedes de la Eurocopa de 2020, que al igual que la Champions, atraería a la capital vizcaina a un buen número de visitantes, con todo lo que eso supone a nivel económico. El impacto que la Euro tendría en la villa se estima en alrededor de 30 millones de euros. La Liga de Campeones también genera ingresos extra para las ciudades de los diferentes clubes, sobre todo si se tiene suerte con los sorteos y tocan rivales cercanos en el mapa y con gran masa social. Mención aparte merece el dinero que ingresará el Athletic si pasa la ronda previa de agosto. La Junta Directiva de Josu Urrutia maneja unas cifras que oscilan entre los 20 y 30 millones de euros en caso de jugar la fase de grupos, que, por citar un caso cercano, ha aportado a la Real Sociedad este año 11,2 millones al margen de los ingresos televisivos (y eso que los donostiarras no han sumado más que un empate).

Al contar con todo el aforo, el conjunto rojiblanco, que descontando a los socios y a los socios Barria, podrá sacar a la venta alrededor de diez mil entradas, tendrá otra faceta a su disposición para aumentar las ganancias. La UEFA obliga a reservar el 5% de la capacidad del estadio para la afición rival (en el caso de San Mamés serían unos 2.650 asientos), por lo que la presencia de hinchas de otros conjuntos está garantizada.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA