domingo, 24 de noviembre de 2013

Una inyección de 24 millones más

San Mames Barria amplía su capital para afrontar la última fase de construcción

P. RUIZ

La imagen ya se ha convertido en familiar. Las máquinas conviven desde hace muchos meses con el paisaje que rodea al nuevo San Mamés, metido de lleno en la segunda fase de su construcción, a la que le queda por delante poco menos de un año. Las obras, por tanto, transcurren sobre los plazos previstos pese a la sombra de duda que pueden aportar las informaciones que desvelan los apuros económicos de ciertas empresas subcontratadas por la UTE adjudicataria, que se ha comprometido ante la sociedad propietaria del campo de cumplir los acuerdos.

A San Mames Barria también le corresponde hacer frente a los compromisos adquiridos, con el objetivo de estar al día en los pagos. Así, en la reunión de su último consejo de administración los cinco socios -Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao- aprobaron una nueva inyección inversora de 24 millones de euros, con lo que la ampliación del capital social se eleva a 140,7 millones, prácticamente el 80 por ciento de la inversión total prevista.

La Diputación vizcaina presume a día de hoy de mayor desahogo que el resto de sus socios según el plan financiero pactado, por lo que solo le resta aportar en 2014 una última partida dineraria de 9,4 millones de euros. Muy cerca también se encuentra el Athletic, que en este ejercicio ha hecho frente a sus dos pagos anuales. Para el próximo septiembre, cuando ya estará operativa la Tribuna Sur que se está levantando, deberá abonar, según anunció la Junta Directiva ante la Asamblea General de Socios Compromisarios el pasado 14 de octubre, nueve millones más frente a los 3,7 millones que quedarían pendientes para 2015.

Son los números gordos de un proyecto de construcción por el que, según colgó la tarde del viernes el portal Gananzia, la ingeniería Idom cobrará 15 millones de euros. Una cantidad que se habría pactado en 2007 y ya abonada, porque así está computada en los 140,7 millones de euros invertidos hasta la fecha por San Mames Barria.

La sociedad, mientras tanto, no ha descartado que a medio plazo se retome el proyecto que contemplaba la instalación de tres pantallas LED gigantes en el exterior de la fachada, paralizado por el Ayuntamiento de Bilbao, que ejercerían de soporte publicitario y aportarían importantes ingresos atípicos.

El plan financiero, por tanto, cumple los plazos previstos en tiempos complicados en términos presupuestarios, aunque los réditos se visualizarían a largo plazo según el informe director del nuevo campo, que cifra en 584 los millones de euros que generará San Mamés, que, en este sentido, opta a convertirse en una de las trece sedes que acogerán la novedosa Eurocopa de 2020.
bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA