domingo, 7 de julio de 2013

Demolición exprés

LA RETIRADA DEL ARCO HA MARCADO UN ANTES Y UN DESPUÉS EN LA DESAPARICIÓN DEL VIEJO SAN MAMÉS, QUE ANTES DE FINALES DE AGOSTO SERÁ UN SIMPLE SOLAR

U. MUÑOZ



Un mes después de que el viejo San Mamés cerrara a cal y canto para la práctica deportiva, el trabajo de las excavadoras y de los operarios está convirtiendo el feudo rojiblanco en un solar. No hay vuelta atrás. Antes de que acabe agosto, La Catedral solo aparecerá en los libros de historia y en las memorias de los aficionados del Athletic. Hay que cumplir los plazos de la demolición, ya que el nuevo campo avanza de manera inexorable y necesita cuanto antes que el terreno esté despejado. En las próximas semanas los camiones continuarán sacando escombros de la zona cero y el peregrinaje de curiosos, athleticzales y turistas que pasan por Bilbao, visto los antecedentes, seguirá igual. Todos quieren inmortalizar el momento con sus móviles y cámaras fotográficas. El álbum de muchos seguro que tiene algunas joyas.

El punto de inflexión en los trabajos para el derribo del viejo campo tuvo lugar el pasado miércoles. Más de un millar de personas no se quisieron perder la retirada del arco, auténtico símbolo del campo y de la capital vizcaina. Desde 1953, momento en el que este ingenio arquitectónico pasó a coronar La Catedral, el arco ha sido una parte más del paisaje de la villa. Un icono de Bilbao, como ahora lo es el Guggenheim. Así se entiende la gran expectación que generó su descenso de las alturas. Cuatro grúas de grandes dimensiones lo retiraron y, tras ocho horas de maniobras y de un trabajo milimétrico, fue depositado donde antes crecía el césped más envidiado de Primera División. Todos los medios de comunicación -vascos y estatales- reservaron espacio para contar lo sucedido. Se puede debatir si la demolición de un campo merece tanta atención. Seguro que muchos dudan de ello, pero lo que no se puede discutir es que San Mamés vende. Y más en verano, donde la sequía informativa -al margen de los fichajes y del cambio en el banquillo rojiblanco- es conocida.

Ahora, una vez que los técnicos revisen el estado del arco y lo partan en doce partes (el viernes ya lucía en tres enormes cachos), las doscientas toneladas de acero serán trasladadas en convoyes especiales a las instalaciones de Lezama, donde la Junta Directiva liderada por Josu Urrutia ha decidido que descanse el arco. En una fecha que todavía no se conoce, se procederá a fijar el icono de La Catedral en la ciudad deportiva rojiblanca. Posiblemente coronándole, junto al campo número 7, que está situado en la parte más alta de la factoría de los leones.

TODO POR UN RECUERDO Las excavadoras comenzaron a demoler el viejo campo por la zona de las taquillas el 10 de junio, cinco días después del partido de despedida entre el Athletic y la selección de Bizkaia. Una noche que permanecerá en el recuerdo de toda la familia rojiblanca. Horas después de que Iribar, Julen Guerrero, Dani y otros ilustres leones pisaran el campo por última vez, un ejército de amigos de lo ajeno no dudaron en llevarse un recuerdo de La Catedral. Trozos de pared, carteles de las puertas de acceso al campo... cualquier recuerdo fue bueno para los más atrevidos. También hubo muchos que cogieron los asientos sobre los que han vibrado y sufrido durante tantas temporadas. El resto, hasta cerca de 21.000 que están en buenas condiciones, Ibaigane ha decido donarlos a la Federación vizcaina para que los reparta entre los clubes del territorio que quieran instalarlos en sus campos.

De aquí a finales de agosto, las excavadoras no van a parar de trabajar. Una vez retirado el arco, el trabajo de demolición es más sencillo. La Tribuna Principal será la primera en desaparecer del todo, luego le tocará el turno al fondo Norte y a la zona de Ingenieros, para acabar con la Tribuna Este. De esta manera, semanas antes de que el nuevo San Mamés acoja su primer partido oficial, su antecesor será un solar en el que empezará a crecer la tribuna que resta y que será terminada antes de que arranque el curso 2014-15. Todavía hay tiempo para más instantáneas en esta demolición exprés.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA