viernes, 24 de mayo de 2013

San Mames Barria rectifica y no instalará pantallas gigantes

PRESCINDE DE LAS CORTINAS LED, CON LAS QUE EL CLUB ROJIBLANCO PREVEÍA AUMENTAR SUS INGRESOS ATÍPICOS



PAKO RUIZ

La sociedad propietaria del nuevo San Mamés ha dado marcha atrás y prescindirá de una de las infraestructuras destinadas a generar ingresos atípicos para el Athletic. Se trata de las denominadas cortinas LED de última generación, tres pantallas gigantes que Idom, la ingeniería responsable del proyecto del campo, tenía previsto instalar en el fachada exterior y cuyas obras fueron sacadas a licitación el pasado febrero, tal como adelantó DEIA, con un coste que se elevaba a los 3,3 millones de euros.

La última reunión que ha protagonizado el consejo de administración de San Mames Barria -propietaria del complejo y formada por Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao- deparó una decisión un tanto sorprendente, ya que algunos socios se decantaron por renunciar a la implantación de unos soportes publicitarios que se habían vendido meses atrás como vanguardistas y que ya acogen estadios de primerísimo nivel mundial, como es el caso del Barcelona que las ha instalado en la fachada de su Ciutat Esportiva Joan Gamper, en Sant Joan Despí, y de las que el club espera pingües beneficios a medio y largo plazo, hasta alcanzar los 150 millones de euros.

El pasado 31 de enero San Mames Barria sacó a licitación las obras de ejecución de las tres cortinas LED que se debían instalar en otros tantos puntos estratégicos, en los exteriores del nuevo campo, con el fin, según se recoge en el proyecto, de "proporcionar al estadio una plataforma audiovisual que permita una gestión dinámica del contenido, simplificando la realización de dichos contenidos, con respuesta inmediata y de ligera instalación".

La pantalla más impactante, de 31,5 metros de longitud, estaba previsto orientarla hacia Zorrotzaurre, con una distancia media para la visualización de contenidos que rondaría los 500 metros. Esta cortina LED y la que sería visible desde el acceso por el Puente Euskalduna, de 25 metros de longitud, debían haber sido instaladas este mismo mes. La tercera y última pantalla se proyectaba en dirección al centro de Bilbao, por lo que sería visible desde la calle Licenciado Poza, y en ella se mostraría la imagen del escudo del Athletic, con lo que se mantendría la simbología del viejo San Mamés. Este soporte, que no iba a ser levantado hasta mediados de 2014, era el más modesto en tamaño, 15,5 metros de longitud, y en impacto visual.

VIDEOMARCADORES, EN MARCHA

Lo que sí decidió San Mames Barria en su último consejo de administración fue la adjudicación de los otros dos lotes de trabajos que ponen fin a las licitaciones de la primera fase de construcción del campo, que abrirá sus puertas a mediados del próximo septiembre. Así, la UTE Auditel Ondoan es la elegida entre las firmas aspirantes a construir los dos videomarcadores por un montante que se ha quedado en el millón y medio de euros, un 15% inferior a la cantidad prevista inicialmente. El primero de los dos videomarcadores -el segundo se levantará en la segunda fase de construcción, cuando se edifique la zona mas cercana al actual campo- ya está en marcha y se sitúa en la cuarta planta, encima del graderío superior. La dimensión de la pantalla es de 15,37 por 4,72 metros, con una superficie en torno a los 75 metros cuadrados.

Por último, la UTE Legasko Pabisa ejecutará, por menos de un millón de euros, las obras de acondicionamiento del terreno de juego, que dispondrá de pendientes hacia los laterales para facilitar el drenaje superficial. Las dimensiones del rectángulo de juego serán de 105 metros de largo y 68 metros de ancho, superficie idéntica a la del viejo San Mamés. Después, tendrá lugar la instalación del césped, cuya adjudicación corresponderá en exclusiva al Athletic.


bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA