jueves, 11 de octubre de 2012

Los socios Barria aportan ocho millones

El club rojiblanco maneja este pasivo financiero con las cuotas de 7.200 firmantes

Las obras del futuro San Mamés transcurren a buen ritmo, lo que invita a que la sociedad propietaria -formada por el Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, BBK, Gobierno vasco y Ayuntamiento de Bilbao- se marque septiembre de 2013 como el momento en que se inaugure el nuevo estadio. Este se ofrecerá operativo durante el primer año en sus tres cuartas partes del aforo total, por lo que la capacidad se limitará a poco más de 37.000 localidades, que dan cabida a la actual masa social. No será así con los socios Barria, que deberán esperar, en el mejor de los casos, a la temporada 2014-15 para disponer de su ansiado carné como socios de pleno derecho.




El Athletic maneja sus cálculos respecto a estos socios Barria, que, a fecha del pasado 30 de junio, han dejado en el club un pasivo financiero de ocho millones de euros, plusvalía que gestionará la entidad bilbaina para cumplir con su primera cuota dineraria en la sociedad San Mames Barria, cuyo capital se eleva a 92 millones, de los cuales el Athletic ha aportado poco más de 26 millones, 18 de ellos en intangible, que corresponden a los terrenos del actual estadio.

CINCO AÑOS MÁXIMO El remanente de ocho millones de euros procede de las cuotas abonadas por los casi 7.200 socios Barria, a fecha del pasado mes de septiembre, que han firmado su compromiso de convertirse en socios de pleno derecho en el momento en que dispongan de su localidad, en un plazo que no puede superar los cinco años desde su inscripción.

Precisamente, la Junta que preside Josu Urrutia mantuvo hace un año una discrepancia contable con el equipo directivo que encabezaba de Fernando García Macua sobre el encaje de las cantidades aportadas por los socios Barria. La segunda los imputó como ingresos ordinarios, lo que no aceptaron los actuales dirigentes que, con el respaldo de la Asamblea General, se consideran como acreedores del club.

Estos socios Barria, que adelantaron 1.200 euros en la primera fase de adquisición y 1.450 en la segunda, dispondrán de su asiento en el futuro San Mamés por orden de antigüedad y gozarán de un tiempo prudencial para elegir su localidad y rubricar su afiliación como socios, mediante el desembolso de la cuota anual correspondiente. Los primeros a los que el Athletic acomodará serán a las 1.500 personas que hace quince años depositaron 5.000 pesetas de las de entonces, 30 euros, en una inversión auspiciada por la Junta Directiva que presidía entonces José María Arrate, mientras que la segunda preferencia afectará a aquellos que se inscribieron en el plazo inicial de una campaña que continúa abierta.

Fuente: DEIA