jueves, 6 de septiembre de 2012

La aportación del Athletic en el nuevo San Mamés se convierte en debate electoral

Urkullu defiende que el club no aporte más y Arana, que se revise el acuerdo

El Athletic se ha colocado, sin quererlo, en uno de los ejes dialécticos de la prolongada precampaña electoral del 21-0, en Euskadi. Ha bastado que el lehendakari, Patxi López, y su nuevo brazo derecho, Idoia Mendia, reclamasen una mayor contribución económica del club rojiblanco en la financiación del nuevo San Mamés, a partir de los 40 millones recibidos por la fuga de Javi Martínez al Bayern Munich, para que entren en liza otros partidos.

Imagen de las obras de construcción del nuevo campo de fútbol San Mames Barria. / LUIS TEJIDO (EFE)

De momento, Iñigo Urkullu (PNV) defendió ayer, durante una entrevista en Radio Popular, que se mantenga el acuerdo entre Gobierno vasco, Diputación de Bizkaia, Ayuntamiento de Bilbao, BBK y el Athletic para la financiación del futuro estadio. Para el presidente del EBB, se trata de un “acuerdo muy trabajado que merece seguir manteniéndose”. Eso sí, Urkullu alertó de que “el Athletic tendrá que saber gestionar esos 40 millones en lo que es el fútbol base o en la sostenibilidad de la institución en los tiempos que corren”, añadió.

Para el PP de Bilbao, la postura de López de pedir una mayor implicación del Athletic en el pago de las obras “es oportunista y una treta electoral”, declaró Cristina Ruiz, portavoz popular en el Ayuntamiento de la capital vizcaína, según Europa Press.

Consciente de los movimientos que pudieran producirse, el PP bilbaíno ha presentado una moción para que se debata en el próximo pleno municipal, en el que se instala a las instituciones implicadas en el nuevo San Mamés “a respetar los acuerdos alcanzados” y a “retirar del debate electoral la situación económica y deportiva del Athletic”. Con ocasión de conocerse la ficha del jugador internacional Fernando Llorente y su deseo de no seguir en el club rojiblanco, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, y el propio Urkullu aludieron a las excelentes condiciones económicas de que disfruta.

A favor de la revisión del convenio de colaboración financiera se posicionaron Ezker Anitza-IU y Ezker Batua, fuertemente enfrentados desde su escisión. El coordinador general de Ezker Anitza-IU, Mikel Arana, cree que debe ser la masa social del Athletic quien financie el nuevo estadio y que las instituciones públicas “no puede financiar instalaciones deportivas privadas”, dijo durante una entrevista en Radio Euskadi.

El portavoz de Ezker Batua-Berdeak, José Navas, a su vez, aboga por “reformular” el acuerdo institucional con el Athletic “bajo criterios de consenso”, de manera que “sea el club quien realice un esfuerzo económico extra” ante la “grave” crisis económica que atraviesa Euskadi y que anteriormente la situación social y del club eran distintas.
Fuente: El País