viernes, 25 de noviembre de 2011

Como surge y qué objetivos tiene LEED

El nuevo San Mamés aspira a certificarse como edificio LEED. Aquí se explica en qué consiste:
Noticias relacionadas: 
http://estadiosanmames.blogspot.com/2011/01/el-nuevo-estadio-san-mames-se-registra.html


Las primeras versiones del sistema de calificación de edificios sostenibles que más tarde daría lugar al sistema LEED se remontan a principios de los años 90. En 1992, existía un subcomité dentro de la organización ASTM (American Society for Testing and Materials) encargado de desarrollar un estándar para edificación sostenible. David Gottfried que posteriormente fue co-fundador del US Green Building Council estaba a la cabeza de este comité.

Como resultado de los trabajos de este grupo, se formó en 1993 una coalición de varias organizaciones relacionadas con la edificación que pretendía atraer a todos los actores relacionados con la edificación, con la intención explícita de crear un estándar de edificación sostenible.

Así es como fue fundado el USGBC a mediados de los noventa y se empezó a trabajar en las primeras versiones de un sistema de edificación sostenible, que ya en 1998 fue denominado LEED (Leadership in Energy and Environmental Design).

Este sistema ha evolucionado desde entonces hasta la versión actual LEED v3 que lleva en vigor desde 2009 y que previsiblemente volverá a ser actualizada a lo largo del próximo año 2012.

Esta evolución ha venido liderada y supervisada por cerca de 16.000 organizaciones miembro del USGBC, entre las que se encuentran empresas, instituciones, universidades, etc.

El objetivo inicial de LEED era crear un estándar que definiera al edificio sostenible, desde el punto de vista de la triple cuenta de resultados: medioambiental, social y económica. Permitiendo así calificar la sostenibilidad de los edificios de una forma objetiva y racional.

Pero LEED no es sólo un sistema para calificar edificios sino que también es una herramienta para ayudar en la evolución continuada del sector de la edificación hacia la sostenibilidad. Esa es la razón por la que LEED está continuamente en evolución y cada nueva versión es más exigente que la anterior.

Existen muchos tipos de certificaciones, cuál es desde tu punto de vista el valor añadido de LEED.

La mayoría de las certificaciones de sostenibilidad están basadas en los mismos criterios. La intención suele ser reducir el impacto ambiental del edificio, favoreciendo el bienestar de sus ocupantes y siendo económicamente rentable para el propietario.

Del mismo modo, se suelen considerar las mismas categorías: gestión de la parcela y conexión con el entorno, eficiencia en el uso del agua y de la energía, impacto de los materiales y calidad ambiental interior.

Lo que diferencia a LEED de otras certificaciones es la globalidad del sistema. LEED es un único sistema de aplicación internacional. Esto, (a diferencia de otros sistemas que pueden ser específicos para un país determinado, o que pueden ser sistemas globales pero que emiten distintas versiones con distintos requisitos para cada país), permite tener una herramienta homogénea que valore el nivel de sostenibilidad del edificio esté donde esté. Este hecho tiene un gran valor para organizaciones globales que desarrollan edificios en distintas partes del mundo u organizaciones que quieren tener un criterio objetivo.

En qué están centrados actualmente los trabajos de LEED en España.

Green Building Council España www.gbce.es ha estado colaborando en uno de los comités que ha desarrollado el USGBC en 2010 para la creación de vías de cumplimiento alternativo de créditos LEED específicas para proyectos de fuera de Estados Unidos. Este trabajo se ha visto reflejado en la última versión del sistema que se lanzó durante el mes de octubre en Toronto y que ya incluía el resultado del trabajo de estos comités internacionales.

A parte de esta institución, existen una serie de organizaciones privadas con expertos en el sistema que están ayudando en el proceso de certificación de múltiples edificios, favoreciendo de este modo que el sistema LEED arraigue en España y demostrando que no existen obstáculos significativos a la hora de implantar este certificado en nuestro país.

En España la evolución de proyectos registrados y certificados LEED ha venido creciendo a buen ritmo durante los últimos años. Actualmente hay 14 edificios certificados, que pertenecen a organizaciones tanto públicas como privadas.

En cuanto a proyectos en proceso de obtener la certificación, estos han crecido de manera exponencial durante los últimos años. Si hace poco había dos edificios registrados, en estos momentos existen 65 proyectos persiguiendo esta certificación en nuestro país.

Para hacernos una idea de la versatilidad de la certificación LEED, en España se están certificando complejos residenciales, bases militares, centros comerciales, edificios municipales, edificios de oficinas, centros logísticos, restaurantes, hoteles, museos, torres de control, polideportivos, universidades y hasta un estadio de fútbol: el nuevo estadio del Athletic de Bilbao, el nuevo San Mamés.

Cuál crees que es el siguiente paso que es necesario dar para avanzar con la certificación de la edificación en España.

La edificación sostenible tiene grandes beneficios para la sociedad en general y los promotores que adopten estos criterios deberían ser recompensados de algún modo. En Estados Unidos, por ejemplo, existen importantes deducciones fiscales para los proyectos eficientes como los que alcanzan esta certificación.

Creo que se deberían valorar los beneficios sociales que tienen este tipo de edificios y proporcionar más herramientas para que los promotores se vieran recompensados.

Desde vuestra experiencia, de entre todos los elementos o instrumentos cuáles destacarías para fomentar la sostenibilidad en el sector de la edificación.

La transformación del mercado hacia una industria de la edificación más sostenible, debería darse desde dentro de la propia industria en lugar de venir impuesta. Herramientas como LEED (de aplicación voluntaria) son un instrumento perfecto para este fin.

LEED, en continua evolución, prescribe criterios de sostenibilidad en materiales de construcción, equipos eléctricos, equipos de fontanería, sistemas constructivos, etc. esto hace que los fabricantes de productos, contratistas y otros actores de la industria que participen en proyectos que estén persiguiendo este certificado, revisen sus métodos y materiales y de esta manera se produce una evolución continuada hacia la sostenibilidad.

Conoces la Plataforma de Sostenibilidad Urbana y Territorial, del OSE, y nos gustaría conocer en qué medida crees que instrumentos como éste podrían apoyar trabajos como el vuestro.

Una plataforma como esta tiene un valor incalculable a la hora de dar a conocer y promover distintos recursos necesarios a la hora de afrontar cualquier tipo de proyecto sostenible.

Como ya he comentado la sostenibilidad en la edificación está en continua evolución y cada día aparecen nuevos productos, sistemas, regulaciones, etc. que hacen que este tipo de instrumentos sean un valioso recurso para los profesionales del sector.