jueves, 17 de febrero de 2011

Radiografía del nuevo socio rojiblanco

La primera fase de captación de abonados revela que las mujeres, los jóvenes y los aficionados de fuera de Bilbao ganan peso en el club

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO | BILBAO..-

La imagen de que el socio medio del Athletic es un hombre que ronda la cincuentena y que está domiciliado en Bilbao se rompió ayer cuando Fernando García Macua presentó los primeros datos de la campaña de captación de socios de mayor envergadura que acometerá el club en sus cien años de historia. El objetivo de la junta directiva es pasar, cuando se juegue en el nuevo San Mamés, de los 35.321 socios actuales a 48.000, más de un 33% de aumento.

El presidente del Athletic dio a conocer ayer en Ibaigane los datos de la primera fase de la ambiciosa campaña. Ha sido dirigida a aquellas 6.280 personas que entre 1995 y 1996 pagaron 5.000 pesetas (30 euros) por apuntarse a una lista de nuevos socios.

Fue la primera vez que en el club rojiblanco se habló de levantar otro estadio. Aquella base de datos se ha quedado inservible en miles de casos. El Athletic sólo ha podido contactar con la mitad de ellos, 3.207. Quince años después, 1.480, un 46,15% de estos últimos, han aceptado pagar 1.200 euros para tener la condición de socios y una butaca en el nuevo estadio. «El resultado de esta campaña demuestra que el Athletic está muy vivo y sigue engrandeciéndose», se felicitó el presidente.

Los datos de los nuevos socios ofrecen cifras curiosas, como por ejemplo que en San Mamés la presencia de las mujeres es cada vez mayor. Hoy en día, hay seis socios varones (30.730) por cada mujer (4.591). Esta tendencia será menor en el futuro campo. Entre los primeros 1.500 nuevos socios captados, casi 300, un 19%, son féminas. Las previsiones es que este porcentaje se incremente en la segunda fase de la campaña de captación abierta a todos los aficionados.

Media de edad

La media de edad de los socios también desciende. Y lo hace de forma significativa. La actual es de 48 años, frente a los 34 entre los nuevos miembros. Las gradas se han envejecido en los últimos lustros. Este periódico publicó en 1995 un informe en el que se indicaba que el socio tipo tenía 43 años. En estos momentos, de 45 años hacia adelante hay un 55% y apenas un 4% son menores de 17 años.

A la juventud le ha costado abrirse camino hacia el club. La entidad ha marcado en los últimos años sus porcentajes más reducidos de bajas de socios. A las nuevas generaciones sólo les quedaban dos caminos para entrar: heredar el carnet de un familiar o armarse de paciencia en las interminables listas de espera. En cuanto el próximo campo les ha ofrecido una oportunidad, la han aprovechado. El 77% de los nuevos socios del club tienen menos de 45 años. Eso sí, también hay una persona que ha aprovechado la ocasión y por fin ha logrado el carnet de su querido club. El mayor de los nuevos tiene ochenta años.

La distribución geográfica ofrece también datos llamativos. Se demuestra que cada vez que juega el Athletic hay una intensa actividad en toda Vizcaya. Hace unas cuantas décadas el 90% de los socios eran de Bilbao. En 1995 el 53% de los carnés estaban domiciliados en la capital. En estos momentos, el porcentaje es casi la mitad, el 47%. Sin embargo, el peso de estos ciudadanos decrece entre los nuevos 'abonados'. Sólo un 33 % de ellos están empadronados en la villa.

Este dato encierra un gran valor en sí mismo: los sistemas de transporte permiten acudir a San Mamés a personas de todo el territorio. Las líneas de metro, desde Etxebarri a Plentzia y Santurtzi, dejan a las puertas del nuevo estadio a los hinchas de ambas márgenes.

Alaveses y guipuzcoanos

Pero no sólo de las localidades conectadas por el metro llegan los nuevos socios. «Hemos detectado que muchos son de localidades tan alejadas de Bilbao como Ondarroa», indicó un directivo. La prueba de ello es que crecen también los socios de Álava y Guipúzcoa. Curiosamente, los primeros son tres veces más que los segundos, un 1,83 y un 0,63. Entre los nuevos, su cuota crece hasta el 2,1 y 0,9, respectivamente.

De fuera de Euskadi la aportación no da siquiera para un destacado porcentual. En todo caso, sobresalen los aficionados de Cantabria, región desde donde han llegado 11 nuevos socios. De Madrid se han incorporado nueve y de La Rioja, tres. Además, hay un abonado radicado en Cataluña, otro en Navarra y uno en Sevilla.

Pero el más lejano de todos llega desde Waterloo, ciudad belga situada a veinte kilómetros de Bruselas y conocida porque en sus inmediaciones el duque de Wellington derrotó al Ejército de Napoleón en 1815.

Fuente: www.canalathletic.com