jueves, 23 de diciembre de 2010

«San Mamés será una caldera»

Macua invoca el 'espíritu del Sevilla' para completar el milagro y dejar fuera al Barcelona El presidente del Athletic avanza que 'La Catedral' «vivirá una grandiosa noche copera ante el mejor rival, el Barça»


ROBERT BASIC | BILBAO..-

«El primer objetivo está cumplido: hemos salido vivos del Camp Nou y tenemos opciones en el partido de vuelta». Fernando García Macua resopló aliviado cuando Mateu Lahoz decretó el cierre del duelo en el anfiteatro azulgrana. Miró una vez más el marcador, incrédulo y satisfecho, y saludó el 0-0 final. Más de un aficionado se tuvo que frotar los ojos para dar credibilidad a un resultado fantástico, justo depositario de las esperanzas rojiblancas. El presidente del Athletic, al igual que su entrenador, Joaquín Caparrós, cree que la eliminatoria está ahora «al 50%». Quien más quien menos temía una goleada, convertirse en un juguete roto en manos de los chicos de Guardiola, pero el equipo estuvo inconmensurable en defensa y logró contener a la marea blaugrana. «De todas formas -advierte Macua- no está nada hecho y queda lo más complicado: eliminar al Barcelona».

Todavía restan 90 minutos para completar el milagro, dejar sin efecto la magia de los jugadores del 'Can Hogwarts' y plantarse en cuartos al abrigo del viejo estadio. El presidente del Athletic avanzó que San Mamés «vivirá una grandiosa noche copera» y prometió que 'La Catedral' «será una auténtica caldera», una olla a presión donde los rojiblancos están en su salsa.

Los rectores del club se reunirán la semana que viene -la plantilla dispone de seis días de descanso- para estudiar las posibles iniciativas institucionales de cara al partido de vuelta. Fuentes consultadas indican que se podría ir incluso más allá de lo que se vio el día de la semifinal contra el Sevilla - reparto de bufandas en los aledaños del campo, muchos actos festivos, animación...-, una tarde inolvidable que suturó una brecha de casi un cuarto de siglo de espera. Macua, de todas formas, insiste en que ahora hay un paréntesis vacacional y que la junta directiva aún no ha abordado esta cuestión.



De momento, el abogado bilbaíno invoca el 'espíritu del Sevilla' y confía en la energía positiva de 'La Catedral'. No tiene dudas de que se apoderará del equipo y lo llevará en volandas durante el segundo asalto copero, tal y como lo hizo aquella tarde de marzo frente al conjunto hispalense. «San Mamés vivirá una grandiosa noche de Copa», remarcó ayer, convencido de que los aficionados «pondrán lo que tienen que poner» para que el Barcelona sienta lo que es jugar contra 40.000 almas. «Tenemos tantas posibilidades de pasar como ellos... será un partido muy especial ante el mejor rival posible, el Barça».

«Proyecto colectivo»

Macua felicitó al equipo por su comportamiento en el Camp Nou, por su defensa sin fisuras, normalmente condescendiente e insegura en lo que va de temporada, y destacó que el Athletic fue «un proyecto colectivo, fenomenal como bloque». Gracias a su actitud gremial y solidaria, los hombres de Caparrós sujetaron a la 'bestia' blaugrana y le susurraron al oído que si quiere hacer sangre deberá intentarlo en San Mamés. Y ahí, conviene que lo sepan, las cosas son distintas, cambian, como el carácter del león. «Esto es el fútbol y hay que salir siempre con la ambición de conseguir el pase, y nosotros estamos en ello», destacó el máximo mandatario rojiblanco.

«La gente va a estar motivada y habrá un ambiente muy bonito en San Mamés porque esta es nuestra competición», sentenció Joaquín Caparrós nada más concluir el encuentro. Resulta que el Athletic ha superado diez de las catorce eliminatorias después de empatar sin goles fuera de casa. Un dato que invita al optimismo, aunque jamás se debe olvidar que el rival sigue siendo el Barcelona. «El Barça es el Barça», advirtió el utrerano, sabedor de que a los hombres de Guardiola les importa más bien poco jugar lejos del Camp Nou. Este año lo han ganado todo a domicilio en Liga, ocho de ocho. Y una de la victorias tuvo lugar precisamente en San Mamés, el pasado 25 de septiembre, cuando los azulgrana se anotaron un 1-3 después de una rigurosa expulsión de Amorebieta.

Pero esto es la Copa, el torneo preferido de los leones. Habrá que ver cómo evolucionan los lesionados y si Fernando Llorente, el gran ausente en Barcelona por sus problemas de cadera, estará listo para la Noche de Reyes. Lo que está claro es que el Barça tendrá que dar todo lo que tiene si quiere dejar fuera a los rojiblancos. Ya lo avisó Pablo Orbaiz, cuya frase casi profética sigue más vigente que nunca: «Será muy complicado, pero nosotros somos el Athletic».