jueves, 7 de octubre de 2010

Los nuevos socios gozarán de privilegios hasta la inauguración del futuro San Mamés

PODRÁN ACCEDER GRATIS A LEZAMA Y TENDRÁN PREFERENCIA PARA ADQUIRIR ENTRADAS LOS MEDIOS DÍAS DEL CLUB 

ANER GONDRA - Jueves, 7 de Octubre de 2010




Todo tiene su origen en la ley de la oferta y la demanda. Lo que es escaso, es difícil de conseguir. Y lo que cuesta obtener, siempre es caro. Si hay algo codiciado en Bilbao, y en Bizkaia, es un asiento en San Mamés. Uno de los grandes déficits del Athletic es el espacio. La Catedral se ha quedado pequeña y hacerse con un asiento, con el derecho a ser socio, requiere mucho tiempo y paciencia. Este problema no sólo es un contratiempo para el aficionado que espera acudir regularmente al campo, el propio club también ha visto limitada su capacidad para obtener beneficios con un estadio que se ha quedado obsoleto. Este es uno de los muchos argumentos que hace años hizo germinar la semilla del nuevo San Mamés. Que en la calle había miles de aficionados dispuestos a hacerse socios quedó evidente en 1996, cuando bajo el mandato de José María Arrate se creó una lista de aspirantes a socios que pagaron 5.000 pesetas como fianza para acceder al proyecto que entonces ideó el empresario bilbaino.
La construcción del nuevo San Mamés es ya inminente y, en los despachos, cada uno de los socios de la sociedad San Mames Barria busca cómo hacer frente a su parte de la financiación. En lo que concierne al Athletic, esa cuantía en metálico asciende a 33.200.000 euros. La directiva de Fernando García Macua ha preparado un plan financiero prudente, acorde con los tiempos que corren. En Ibaigane están convencidos de que esa cifra que deben depositar para la construcción del nuevo estadio la podrán cubrir íntegramente con el montante que aporten los nuevos socios que gane el club.
El calendario corre a favor de Macua. El Athletic no está obligado a poner un solo euro hasta que el resto de socios de San Mames Barria adelante una cantidad determinada, por lo que el Athletic deberá aportar su primer pago en enero de 2013. La directiva tiene más de dos años para trabajar en las diferentes campañas de captación de nuevos socios. Los cálculos que ha realizado la junta sitúan en 4.500 los nuevos socios necesarios para alcanzar los más de 33 millones que les corresponden. Estos nuevos miembros del club deberían aportar la cuota de alta como socio y adelantar el coste de varias temporadas.
OPTIMISMO Los dirigentes de Ibaigane son muy optimistas cuando se habla de alcanzar esa cifra. Es más, en las previsiones del club está alcanzar un número cercano a los 9.000 socios, el doble de los necesarios para financiar su parte del nuevo estadio. Y por si fuera poco, el club se guarda en la manga dos cartas más para hacer negocio con el propio San Mamés, ya que también habría que contar con los ingresos que generen los cerca de cien palcos VIP y los espacios comerciales que se ubicarán en el propio San Mamés.
En las próximas semanas, Athletic y BBK sacarán a la luz el acuerdo de financiación al que han llegado para facilitar esa campaña de captación de socios. La entidad financiera se compromete a adelantar al Athletic la cantidad que le corresponde pagar a cada nuevo socio y después negociará con los nuevos miembros del club las diferentes fórmulas de financiación que tiene a su disposición para liquidar el gasto en diferentes cuotas y márgenes de tiempo. El Athletic se vanagloria de las facilidades que tendrán los nuevos socios para hacer frente al desembolso y no cree que este sea ningún impedimento en los tiempos de crisis que corren. Como señalan fuentes del club, el Athletic quiere ligar la garantía de su aportación económica "a los 4.500 ó 9.000 nuevos socios y no a las aportaciones de las cien empresas o clientes importantes que pueden acceder a los palcos VIP y que tienen un mayor factor de riesgo".
En pocas semanas comenzará la captación de nuevos socios. El club anunciará que aquellas personas que se inscribieron en la lista de espera de 1996 tendrán un trato preferente debido a su compromiso con el club y a su paciencia durante tantos años.
Está claro que los nuevos socios tendrán que esperar a 2015, a la conclusión de las obras del estadio, para ver colmados sus deseos de tener una localidad y ver los partidos del Athletic en persona. Pero, hasta entonces, el club tendrá la sensibilidad de otorgarles ciertos privilegios y ventajas debido a su compromiso con la entidad.
Por una parte, tendrán acceso a todos los descuentos que les corresponden a los socios del Athletic en comercios, campañas, etcétera... Durante esas temporadas de espera podrán además acceder gratuitamente a las instalaciones de Lezama. Otra ventaja a la que podrán atenerse será a la hora de conseguir entradas para partidos declarados como Medio Día del Club, ya que podrán acceder a ellas después de que los socios retiren su tickets y antes de que lo pueda hacer el público general. Por último, también tendrán un trato preferencial a la hora de elegir las futuras localidades en el nuevo San Mamés.

Fuente: www.deia.com