sábado, 21 de agosto de 2010

El Ayuntamiento propone a San Mamés Barria ampliar un tercio su polideportivo en el campo


El nuevo proyecto cuenta con 3.250 metros cuadrados, y la gran novedad es una piscina de tamaño olímpico


IGOR BARCIA ibarcia@diario-elcorreo.com.-


El polideportivo municipal de San Mamés será un tercio más grande de lo previsto. Si la propuesta elaborada por Bilbao Kirolak -que su socio mayor en el Ayuntamiento, el PNV, ha acogido «con agrado»- recibe ahora la bendición de San Mamés Barria, el nuevo recinto deportivo que irá integrado en uno de los fondos del campo tendrá como resultado un tamaño de 3.520 metros cuadrados, prácticamente mil más de los que se planteaban en el proyecto inicial.

Según explicaron desde Bilbao Kirolak a este periódico, la demanda de más espacio es consecuencia del estudio efectuado partiendo de las necesidades y utilidades que tendrá el polideportivo. Aunque en principio la 'mancha' reservada rondaba los 2.500 metros cuadrados, las mejoras planteadas en el proyecto requieren una superficie mayor.

Ahora hay que esperar a la decisión de la sociedad San Mamés Barria, que integra a todos los socios del nuevo campo, aunque desde la entidad que gestiona los polideportivos de la villa se considera que hay «voluntad política» y esperanza en que el plan sea aceptado.

El polideportivo bajo la estructura del futuro San Mamés se convirtió en una pieza clave a la hora de desbloquear el conflicto que mantenían los diferentes socios de San Mamés Barria -Athletic, Ayuntamiento, BBK, Diputación y Gobierno vasco- a la hora de repartir y dar utilidad a los espacios destinados a uso público en los bajos del nuevo campo. En pleno debate, la iniciativa presentada por EB para que la parte destinada al Consistorio fuera ocupada por un polideportivo gestionado por Bilbao Kirolak y diera utilidad a una zona con notables carencias deportivas sirvió para aclarar el entuerto y que todas las piezas encajaran.

Ahora, tras el reparto de metros y los planteamientos iniciales, el nuevo proyecto introduce notables mejoras, con novedades que convertirán al polideportivo de San Mamés en uno de los más modernos y completos de la ciudad.

Concepto 'vintage'

Una de las grandes novedades del recinto es su diferenciación, ya que se reconoce que se enmarca dentro de un edicifio especial como es el nuevo San Mamés. Por ello, los elementos decorativos tendrán una imagen de concepto 'vintage', muy asociada a los colores del Athletic, a su historia y éxitos deportivos.

En las fotos de la derecha se puede ver como serían los ejemplos planteados a modo de decoración en la entrada del recinto, así como en los pasillos que conducirán a los usuarios a las diferentes zonas del recinto deportivo.

Zona de agua

Aunque el nuevo polideportivo mantendrá la línea del de Miribilla, a punto de abrir sus puertas, este recinto irá dotado de una personalidad propia. La principal novedad, al margen de su decoración, es la construcción de una piscina olímpica de 50 metros, por lo que se convertirá en el primer vaso de la capital vizcaína en tener estas dimensiones bajo techo -Artxanda también dispone de estas medidas, pero es al aire libre-. Y esta pileta tendrá otros dos elementos novedosos, como son un panel móvil que permita dividir en dos la piscina en una de 33 metros y otra de 17, y un sistema de elevación móvil, que permitirá elevar el fondo en su parte más pequeña.

Estas novedades introducidas en el proyecto -en un principio se contemplaba una piscina de 25 metros- provocan que el espacio reservado a la pileta aumente de 620 metros cuadrados hasta los 900.

La denominada zona de agua se complementará con la construcción de «un vaso termal de formas irregulares» en la zona de spa, siendo el primero de estas características que se construya en un polideportivo bilbaíno. Tendrá un tamaño de 100 metros cuadrados, dentro de un spa que alcanzará los 300.

Zona de gimnasios

Otro de los aspectos donde se ha colocado un especial acento en su tamaño es el de los gimnasios. Los responsables de Bilbao Kirolak han valorado la situación del recinto, «en una zona muy urbana y junto al centro universitario, con lo que se ha llegado a la conclusión de que la demanda de actividades colectivas va a ser especialmente elevada». Por tanto, el proyecto aumenta de 875 a 1.000 metros cuadrados el espacio reservado a gimnasios, dividiéndolo en uno de fitness de 500 metros cuadrados, dos polivalentes de 150, uno para spininbike de 100 y otro para gimnasias suaves de 100.

Oferta universitaria

En principio, el nuevo polideportivo de San Mamés viene a completar la oferta de centros deportivos existentes en Bilbao, aunque será un recinto «con unas características especiales, debido al edicifio singular donde su ubicará y al entorno universitario en el que se encuentra». Es este aspecto uno de los que más preocupa a los responsables de Bilbao Kirolak, y al mismo tiempo, el que augura un mayor éxito en cuanto a su utilidad.

El nuevo San Mamés quedará integrado en el espacio universitario de la zona de Garellano y Olabeaga, por lo que se tendrá muy en cuenta a los usuarios universitarios en las diferentes actividades que se vayan a desarrollar en el nuevo recinto. Hay que tener en cuenta que allí se ubicarán hasta tres nuevos edificios, además del actual de Ingenieros.

Ubicación

El nuevo polideportivo contará con una recepción a nivel de calle, de unos 100 metros cuadrados, mientras que el grueso de la instalación estará ubicado en el denominado sótano -2. Se da la circunstancia de que una de las zonas estará junto al espacio reservado por el Gobierno vasco para su módulo de atletismo, con lo cual, la idea es que la pista se integre en el espacio deportivo.
Propuesta inicial, que ahora quiere aumentarse en 1/3 más

Asimismo, dado que la instalación aparece bajo tierra, uno de los aspectos que se ha buscado es el dotar al recinto de luz natural. La idea por la que se ha optado es la creación de un patio inglés en toda la fachada del estadio, que mejoraría la calidad del centro.

Coste de la obra

Todavía no se conoce, aunque las referencias que manejan en Bilbao Kirolak respecto a la construcción de recintos similares pueden colocar su coste de tres a cinco millones de euros. Eso sí, el polideportivo de San Mamés tiene unos condicionantes especiales que unas veces jugarán a favor de obra y otras veces, en contra. Es lo que tiene estar integrado dentro de un edificio.