domingo, 11 de octubre de 2009

Templos de pasión

Los 175 millones de presupuesto de San Mamés triplican al del campo del Espanyol, pero están lejos de los 400 del Emirates Stadium del Arsenal

ROBERT BASIC.-


Dicen los papeles que el nuevo San Mamés costará unos 175 millones. Euro arriba euro abajo. El proyecto recibió el espaldarazo definitivo con la entrada del Gobierno vasco en la sociedad promotora -aportará 55 millones- y el presidente del Athletic, Fernando García Macua, ya ha avanzado que la construcción arrancará en el primer semestre de 2010. Las dificultades económicas y la carestía de la obra han obligado a reformular el presupuesto inicial, fijado en 230 millones, y renunciar a 5.000 asientos y juegos de luz. La cifra final, aunque rebajada, sigue dando vértigo. Casi triplica la inversión del Espanyol en el recién inaugurado estadio de Cornellà-El Prat e incluso es más caro que el Gazprom Arena, espectacular campo del Zenit de San Petersburgo (Rusia). Pero está muy lejos de los desorbitantes Donbass Arena del Shakhtar y el Emirates Stadium del Arsenal.

El nuevo San Mamés tendrá una capacidad para 53.000 espectadores y los rectores del Athletic esperan estrenarlo en 2015. Cinco años de obras para levantar el gran templo rojiblanco, que rozará los 30.000 millones de las antiguas pesetas. ¿El precio es disparatado, razonable, ajustado? En este punto conviene desplegar el mapa y fijarse en una serie de estadios que acaban de ser levantados o que, por contra, están todavía en fase de construcción.

Por proximidad y por jugar en la misma Liga que el Athletic, hay que empezar el 'tour' por la nueva casa del Espanyol. El campo de Cornellà-El Prat, con capacidad para casi 40.000 espectadores, ha costado 65 millones de euros, a los que hay que sumar otros 20 por la urbanización de la zona. Estaba presupuestado en 36 -algún consejero incluso decía que el campo le iba a salir gratis al club-, pero fracasaron determinadas operaciones financieras y el producto se encareció. El 92% de la instalación está cubierta y fue inaugurada el pasado 2 de agosto con un partido entre los 'periquitos' y el Liverpool.

Ya fuera de España, y con la vista puesta en la Eurocopa de 2012, resulta conveniente detenerse en la construcción de campos en Ucrania, que organiza el evento junto a Polonia. Uno de los más espectaculares será el Donbass Arena. El nuevo estadio del Shakhtar Donetsk fue inaugurado el pasado 29 de agosto -cantó Beyoncé- y tiene una capacidad para 50.000 personas. Pues bien, el coste final del proyecto se situó en 270 millones de euros.

En casa del Zenit
Pero no todos los recintos son tan costosos, informa Rafael M. Mañueco. Según Iván Fedorenko, presidente del comité ucraniano para el Europeo de 2012, en la ciudad de Dnepropetrovsk se está trabajando en un estadio con capacidad para 34.000 espectadores y un presupuesto de 65 millones de euros. También en la localidad de Lvov se construye un campo de similares características por un importe de 60 millones.

Cerca de ahí, en Rusia, el Zenit de San Petersburgo está a punto de disfrutar de un maravilloso escenario. El Gazprom Arena -nombre que se baraja para la instalación- podrá albergar a 62.000 personas -9.000 más que San Mamés- y costará unos 172 millones. Fue diseñado por el arquitecto japonés Kise Kurokawa, fallecido en 2007, y es muy similar al Toyota Stadium del país nipón.

Y luego está el Emirates Stadium, con algo más de 60.000 asientos, que jubiló al mítico Highbury. Templo del Arsenal. Se inauguró en 2006 y supuso un astronómico desembolso de casi 400 millones de euros, sufragados en gran parte por Emirates Airlines. Nada que ver con los 175 de San Mamés... Ni con los 65 del Espanyol.