lunes, 26 de octubre de 2009

López: "El uso campo lo determina el Athletic, pero el estadio es mucho más"


Bilbao, 26 oct (EFE).-

El lehendakari Patxi López ha admitido que el uso del terreno de juego del nuevo campo de fútbol de San Mamés lo determinará el Athletic Club "en función de sus necesidades futbolísticas" pero ha matizado que el "estadio es mucho más" y que "parte de esas instalaciones deben tener un uso público" para que el Ejecutivo financie la obra.

En una entrevista a RNE recogida por Efe, López ha indicado que lo que el Gobierno vasco quiere ver es "qué tipo de uso público pueden tener esas otras instalaciones que no son propiamente el campo y que se determine ese uso público, y llegar a un acuerdo para que eso sea así".

Ha insistido en que el Gobierno vasco siempre ha mantenido el mismo criterio para entrar en la financiación de este campo y que se basa en el acuerdo que alcanzó con el presidente del Athletic Club, Fernando García Macua, en la reunión que ambos mantuvieron el pasado septiembre.

En ese momento, ha recordado, se establecieron tres cuestiones que se debían cumplir; que la titularidad del nuevo campo fuera pública y proporcional al dinero que cada institución iba a poner, algo que López ha reconocido se ha cumplido con la creación de la sociedad San Mamés Berria.

La segunda condición, ha continuado el lehendakari, era que las aportaciones de los fondos se hicieran al ritmo de las disponibilidades presupuestarias, algo que también se ha garantizado con el Athletic.

Finalmente está la condición del uso público de las instalaciones, algo que el lehendakari ha dicho tiene que determinarse porque según ha recordado son "todos los ciudadanos los que ponen el dinero".

Según está previsto, el Gobierno vasco aportará 55 millones de euros a la construcción del nuevo campo, la misma cantidad que la Diputación Foral de Vizcaya y la BBK, mientras que el Athletic y el Ayuntamiento de Bilbao, aportarán 42 y 11 millones, respectivamente.

Esos cinco organismos son los que compondrán San Mamés Barria, la sociedad encargada creada para la construcción del nuevo campo, en la que, no obstante, el Gobierno vasco y el Ayuntamiento aún deben formalizar su entrada. EFE


Fuente: EFE