miércoles, 6 de mayo de 2009

Rugidos a 633 kilómetros

bbk y Athletic presentan los actos previstos en San mamés para el día de la final.


bilbao. Que el Athletic no va a estar solo en Valencia era algo que se daba por descontado desde el mismo día en que se confirmó que el campo de Mestalla iba a ser la sede de la final de Copa. A los rojiblancos no les faltará el aliento de los miles de seguidores que se desplazarán a la capital del Turia. Unos dentro del estadio (los privilegiados con entrada) y otros fuera del campo tratarán de llevar en volandas al equipo, pero más lejos, en toda Bizkaia en general y en Bilbao en particular, la afición rojiblanca también estará con su equipo.


Y uno de los puntos neurálgicos de la capital vizcaina será San Mamés. 35.000 personas se reunirán en La Catedral con la intención de que sus rugidos se oigan a 633 kilómetros, a ras de césped de Mestalla. El evento, organizado por BBK y el Athletic, fue presentado ayer en el Palacio de Ibaigane en un acto en el que estuvieron presentes el directivo del club rojiblanco Santiago Ansareo y Jon Mancisidor, subdirector de la BBK.


Los aficionados podrán acceder a San Mamés a partir de las 19.45 horas, con dos horas de antelación del inicio del partido de Mestalla y en ese intervalo de tiempo los asistentes podrán disfrutar con las actuaciones del quinteto bilbaino El Mentón de Fogarty y la rapera andaluza La Mala Rodríguez, además del zornotzarra Patxi González, que amenizará el acto con canciones sobre la historia del Athletic, con las que se pretende animar al equipo rojiblanco durante el choque. Patxi González presentará un CD publicado por la BBK en el que recoge temas que ha compuesto expresamente con motivo de la final. En los prolegómenos del partido, una lluvia de globos y serpentinas recibirá la salida de los jugadores al terreno de juego de Mestalla, momento en el que los aficionados presentes en San Mamés formarán un mosaico gigante con paneles de colores el que se podrá leer: Athletic EUP.


seis pantallas El momento culminante será la retransmisión del partido por seis pantallas gigantes de dos por seis metros. Dos estarán ubicadas en la frontal de ambas porterías, mientras que las otras cuatro se distribuirán enfrente de las tribunas, dos ante la Tribuna Principal y otras dos frente a la Tribuna Este.


Jon Mancisdor, para quien no existe ninguna duda de que el Athletic será el campeón de Copa, hizo un llamamiento para que los aficionados no invadan el césped de San Mamés, "para celebrar el título", y recordó que el campo aún debe acoger un partido antes de la finalización del campeonato de Liga, ante el Atlético de Madrid.


Asimismo, en el descanso del encuentro tendrá lugar un sorteo en el que se pondrán en juego dos abonos para acudir a San Mamés durante la temporada 2009-2010 y 100 cámaras digitales entre los asistentes a San Mamés. Los ganadores se harán públicos el día 15 de mayo.


El subdirector de la BBK confirmó que el presupuesto de evento es de 180.000 euros y "de los que sólo se han recuperado 13.000" procedentes de la recaudación de las entradas que puso a disposición de su clientela la entidad financiera a precios simbólicos: gratis para los más jóvenes y un 1 euro para el resto de clientes.
La afición se volcará en la despedida

La Junta Directiva del Athletic tomó buena nota de lo sucedido el día del partido de vuelta de las semifinales ante el Sevilla cuando miles de aficionados rojiblancos aguardaron la salida del equipo del hotel de concentración para acompañarle a San Mamés. Los jugadores se quedaron asombrados por la respuesta de los seguidores y por eso este próximo domingo, día en la que la expedición partirá hacia Valencia, desde Ibaigane se pretende que sean también miles de personas las que apoyen a los rojiblancos en esas últimas horas en la capital vizcaina. Así, tras el partido que el sábado enfrentará a los de Caparrós ante el Betis, el domingo los jugadores cambiarán su hábitat natural para entrenar, las instalaciones de Lezama, para realizar una última sesión en San Mamés, donde espera una afluencia impresionante de aficionados. Por la tarde los jugadores viajarán hacia Valencia y también hay un llamamiento de varias peñas para que la gente acuda al aeropuerto de Loiu para despedir al equipo. Ya en la capital valenciana, la intención es que los entrenamientos sean a puerta cerrada por lo que no habrá mucho contacto entre el equipo y la afición.

Fuente: www.deia.com