martes, 2 de septiembre de 2008

Bilbao quiere seguir siendo socio del nuevo campo

Azkuna - o sea el AYUNTAMIENTO - aportará tasas y licencias ( 18.000.000 € ) que debería cobrar en el proyecto como "acciones de los bilbainos".

"Es de cajón, tendremos acuerdos con el diputado y con San Mamés Barria. No habrá problemas, entre otras cosas porque nosotros queremos entrar en esa sociedad", recordó ayer Azkuna. El Ayuntamiento de Bilbao participará en esta sociedad aportando "las tasas y las licencias que tenemos que cobrar por este asunto". El alcalde recordó que su pretensión de "no gastar ni un duro del presupuesto general del Consistorio" de forma que cambiará acciones en la sociedad por el valor de las tasas y licencias que tendría que cobrar a la San Mamés Barria por las obras. La cifra, que se presume elevada, no se ha concretado aún. Reconoció que estos conceptos "son mucho dinero" y serán "acciones de los bilbainos" en esta entidad constituida para la construcción del nuevo estadio e integrada actualmente por la Diputación Foral de Bizkaia, BBK y el Athletic Club.

Por tanto, "no vamos a tirar piedras contra San Mamés Barria, sino al revés, vamos a facilitar las cosas y hacerlas de la mejor manera posible". Se refería así a la colocación de la primera piedra que "quiero que sea cuanto antes".

Copropietario

En febrero de 2007 el equipo de gobierno anunció su pretensión de ingreso como copropietario en la sociedad tras la aprobación en el pleno y con el apoyo del resto de los grupos, a excepción del PSE. De esta forma, el consistorio participará en la financiación del nuevo campo de fútbol de San Mamés pasando a formar parte del accionariado del proyecto.

El día 22 del citado mes Azkuna planteó en la cámara permutar o capitalizar el dinero que debería ingresar el Consistorio por las licencias y tasas de la construcción del nuevo estadio, cuyo presupuesto se estimó en unos 180 millones de euros, es decir, alrededor de unos 18 millones de euros por acciones dentro de la nueva sociedad.

Fuente: Por confirmar