sábado, 24 de marzo de 2007

Ex dirigentes y ex jugadores en el palacio de Euskalduna

Si algo quedó demostrado en la reunión de socios compromisarios del Athletic es que el futuro estadio es un asunto de trascendencia para el entorno del club. El Palacio Euskalduna acogió, entre sus más de 700 asistentes, a buena parte de dirigentes y a algunos de los jugadores que han marcado en los últimos tiempos la historia de este centenario club. Sin embargo, no se vio por allí a ninguno de los siete ex presidentes vivos, pese a que están facultados a acudir e intervenir pese a no disfrutar de la condición de compromisarios.

Fernando Lamikiz, que estaba fuera de Bilbao, no acudió, pero sí lo hicieron parte de los directivos que abandonaron el club durante su mandato, como Juan Bustamante, el ex vicepresidente José Miguel Lanzagorta, el ex contador Eukeni Olabarria, el ex rector de la UPV Peio Salaburu y el ex árbitro internacional Ilbon Urizar Azpitarte. Buena parte de ellos habían sido requeridos en los últimos días por los dirigentes para apoyar el proyecto. Como integrantes de anteriores juntas, acudieron José Luis Bilbao (en los equipos de José María Arrate y Javier Uria), Ana Reka y Fede Esturo (Uria) y Javier Hernández (vicepresidente con José Julián Lertxundi).

En el apartado de ex jugadores, estuvieron Canito, Mendiguren y Andrinua y Urrutia. Los dos últimos llegaron juntos, como hacen habitualmente en este tipo de actos. En una de las primeras filas se sentó también el abogado bilbaíno Fernando García Macua, quien estuvo acompañado por Joseba Intxaurraga y Enrique Guzmán. El primero de ellos prepara, como desveló este periódico, un programa de gobierno para concurrir a los próximos comicios electorales.

Una de las sorpresas de la jornada es que la junta renunció a mostrar un vídeo que había preparado con apoyo de personalidades al nuevo campo.