jueves, 8 de febrero de 2018

La explanada de San Mamés se suma a los posibles escenarios de los conciertos de MTV



AITZIBER ATXUTEGI


El 3 de noviembre, víspera de la entrega de los premios EMA de la MTV, Bilbao vibrará con un concierto al aire libre de artistas de talla internacional. Faltan nueve meses, que pueden parecer muchos, pero no son tanto si se tiene en cuenta todos los preparativos y el operativo que se tendrá que desplegar para hacer de esa cita un éxito mundial. El primer paso es cerrar el escenario definitivo para un concierto convertido ya en un clásico en las vísperas de la entrega de los premios EMA. La explanada de San Mamés es uno de los espacios en los que se podría celebrar esa cita, ya que reúne todos los requisitos necesarios: un marco inédito, una superficie amplia al aire libre y con suficientes vías de evacuación para garantizar la seguridad de los miles de asistentes que se esperan. La explanada del Museo Guggenheim -un deseo de los propios organizadores- o la plaza Moyúa son otros de los posibles escenarios que se barajan en las comisiones de trabajo creadas entre MTV y las instituciones vizcainas, aunque esta última está prácticamente descartada por los problemas de seguridad que plantea.

MTV busca en Bilbao un espacio inédito para ese gran concierto que se celebra la víspera de la entrega de premios. Los European Music Awards celebran su 25º aniversario y la multinacional quieren conmemorarlo con una cita inolvidable. La Puerta de Brandenburgo, en Berlín;la Piazza del Duomo, en Milán, o la Puerta de Alcalá, en Madrid, han sido algunos de los escenarios de ese gran concierto. En la última edición de los premios, celebrada en Londres, U2 y David Guetta convirtieron la mítica Trafalgar Square en un colosal despliegue de luces, llamaradas y fuegos artificiales. La búsqueda de ese escenario único no es algo baladí, ni para la organización ni para las instituciones vizcainas. Las imágenes de los conciertos de Trafalgar Square, la Puerta de Alcalá o la Piazza de Duomo que quedado escritas en la historia de la música, retransmitidas a lo largo de todo el mundo durante varios años, y quedarán invariablemente ligadas al nombre de Bilbao.

La actuación se caracteriza por ser de carácter gratuito -en Londres los asistentes acudieron con invitaciones que sorteó la propia MTV-, con artistas de renombre internacional y en el centro de la ciudad. No precisa de tener un gran aforo;de hecho, Trafalgar Square apenas acogió a 7.000 personas.

Los responsables de MTV han dejado clara su preferencia por la silueta del Guggenheim. Su explanada, con un telón de fondo extraordinario, ya acoge algunos conciertos en Aste Nagusia, aunque, por su cercanía a la ría, las vías de evacuación pueden no ser suficientes. Y es que uno de los principales factores que se analizan en la comisión de trabajo que han conformado las instituciones vizcaina y la multinacional para organizar los actos en torno a la ceremonia de los premios, es precisamente la de garantizar la seguridad de los asistentes. Debe ser un espacio con suficientes vías de evacuación y que no corra riesgo de colapsarse si se produce un efecto llamada. Por esa misma razón, está prácticamente descartada, aunque sigue encima de la mesa, la opción de celebrar ese concierto en la plaza Moyúa, ya que afectaría al tráfico de las principales arterias de la ciudad y sería muy difícil controlar el público de las calles adyacentes.

Por ello, uno de los espacios que también se barajan en esa quiniela es la explanada de San Mamés, que cumple el requisito de inédito ya que, aunque fue el punto de inicio de una etapa de la Vuelta al País Vasco el año pasado, nunca ha acogido un espectáculo musical, su ubicación no generaría muchos problemas de tráfico y permite garantizar el operativo de seguridad.
Fuente: DEIA