viernes, 29 de abril de 2016

Los dos solares vallados de San Mamés serán urbanizados en junio

La junta de gobierno de Bilbao aprueba el convenio con la UPV, Diputación y el Athletic

OLGA SÁEZ
La junta de gobierno del Ayuntamiento de Bilbao aprobó ayer el convenio de colaboración con la UPV/EHU, Diputación Foral de Bizkaia y Athletic Club para la urbanización provisional de las dos parcelas dotacionales que se encuentran en el Área Equipamental de San Mamés, así como la autorización de gasto de 244.773,75 euros en favor de la UPV/EHU. Tal y como anunció el concejal de Obras y Servicios, Ricardo Barkala, en el último pleno, se trata de realizar una urbanización ligera mientras se adopta la solución definitiva para estos solares que “estará vinculada a la universidad”.



Las obras comenzarán en los meses de junio o julio. Estas parcelas llevan dos años valladas en una zona muy apetecible urbanísticamente, pero en la actualidad dan una mala imagen a la ciudad. El concejal delegado de Obras y Servicios apuntó en el último pleno que urgía tomar medidas, aunque fuera de forma provisional, ya que, según dijo, en estos momentos el Consistorio no tiene presupuesto para un proyecto definitivo. Barkala dijo que su estado actual “supone un peligro, puesto que hay chavales que saltan las vallas, e incluso existen problemas de higiene, porque hay gente que está tirando desperdicios dentro y los vecinos se quejan. Además, con el último temporal de viento se levantó una de las vallas actuales lo que también implica problemas de seguridad”.

bilbao hotel accommodation

La idea es llevar a cabo una urbanización “ligera y transitoria” en las parcelas gemelas en espera de que la propietaria de los terrenos, la Universidad del País Vasco, ejecute en la zona los proyectos definitivos que estarán ligados al mundo docente, según los planes previstos. La retirada del vallado permitirá ganar para los vecinos y viandantes 7.000 metros cuadrados de terreno.

COSTES El planeamiento establecía que en el caso de que no se hiciera nada en un periodo de tiempo razonable, se procediera a acometer un cierre de obra permanente. Sin embargo, valorando esta opción, los cuatro agentes implicados -el Consistorio, la UPV/EHU, la Diputación y el Athletic Club- concluyeron que el cerramiento suponía un coste demasiado elevado para ser provisional y además consideraron que sería una estructura poco adecuada en la que se podrían continuar vertiendo basuras. En todo caso, el Consistorio mantiene su apuesta porque esos terrenos sean ocupados por proyectos universitarios y por actividades económicas vinculadas a la investigación. De hecho, el alcalde considera que se trata de dos parcelas “cruciales en el desarrollo futuro de Bilbao” para las que ya se están estableciendo contactos.

Fuente: DEIA