martes, 5 de abril de 2016

El Athletic asume que la obra para ampliar la cubierta superará los 12 millones de euros

Ultima la adjudicación del proyecto a una empresa con un presupuesto que sobrepasa los 10,1 millones anunciados por la directiva a los socios rojiblancos
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Athletic ultima un acuerdo con una empresa constructora para que acometa la obra de la ampliación de la cubierta de San Mamés, con un presupuesto que será superior a los 10,1 millones de euros en los que la junta directiva fijó el coste de la obra el pasado mes de octubre ante los compromisarios. Según ha podido saber EL CORREO, el trato puede recoger un acuerdo por encima incluso a los 12 millones de euros, cantidad a la que habría que añadir los impuestos de obra municipales (entre el 5 y el 7% del coste).


Todo apunta a que el acuerdo será anunciado en los próximos días. El Athletic tiene prisa. La obra es de una extrema complejidad y debe ser ejecutada a contrarreloj. Arrancará cuando finalice la Liga el primer equipo (15 de mayo ante el Sevilla) y «se deberá asegurar el correcto uso del estadio» hasta la finalización de esta temporada. Debe estar en condiciones de «ser utilizado con garantías» desde el 8 de agosto, según el pliego de condiciones revelado recientemente por este periódico.


En la asamblea de compromisarios, la junta directiva fue muy precisa en las cantidades. Ampliar la actual cubierta en 13 metros en las tribunas Principal y Este, 16 en los dos fondos y hasta 23 metros en los córners se iba a 10,1 millones de euros. Era el montante a pagar para evitar que los espectadores, sobre todo los del fondo sur y zonas cercanas, sigan mojándose. El club admite que en algunos partidos se han llegado a contabilizar 7.000 personas las que se empapan.

Sin embargo, en el pliego de condiciones el club se cuidó de dar una cantidad a la que se tuvieran que ajustar las empresas. En el apartado de presupuesto máximo de licitación se indica: «no se define». El hecho de que sea una compañía privada como el Athletic y no una sociedad pública como San Mamés Barria la que saca a licitación la obra le permite convocar un concurso sin presupuesto.

Muchas dificultades


El Athletic se ha encontrado con tremendas dificultades a la hora de ofrecer el proyecto desarrollado por la ingeniería Idom. Las exigencias de tener listo el campo para el 8 de agosto y la imposición de trabajar a tres turnos y fines de semana retraen a las empresas, tal y como informó este periódico. Las compañías consultadas consideraban los plazos muy ajustados para la envergadura de la obra en cuestión y que los 10,1 millones no son un precio ajustado a mercado. «Es una obra escabrosa y la constructora que la acomete deberá subcontratar empresas de cubiertas a las que se pedirá que acometan algo especial y que en muy raras ocasiones se hace. Es normal que el presupuesto se vaya por encima», indicó un arquitecto especializado en proyectos de estas características. Otras fuentes del mundo de la construcción consultadas por este periódico indicaron que el proyecto podría irse, con sus costes totales, a alrededor de 15 millones.

Josu Urrutia se comprometió en la asamblea de compromisarios a presentar el proyecto de cubierta del campo antes de finalizar 2015, pero «por problemas de agenda» -tal y como se comunicó en la web del Athletic-, el anuncio se retrasó a enero. En aquel momento, se limitó a explicar que su directiva se encontraba a la espera de que San Mamés Barria diera luz verde a una obra que deseaban realizar «durante el verano, en cuanto finalice la Liga en mayo». Una vez con el consentimiento de los propietarios del campo, el presidente del Athletic se comprometió en público a presentar a los socios el proyecto y dar a conocer la empresa que lo acometerá cuando se haya adjudicado.

Fuente: El Correo