viernes, 10 de abril de 2015

San Mamés, un modelo para Fenwick y el nuevo Mestalla

Una comisión del Valencia inspeccionó ayer San Mamés, inaugurado en el año 2013, para tomar ideas y buscar fórmulas que permitan abaratar costes de cara al reinicio de las obras del nuevo Mestalla, previsto para finales de 2016. Christian Schneider (responsable del nuevo estadio); Luis Cervera, director general del club; el jefe de seguridad, Julian Suescun, y Javier Sánchez, responsable de mantenimiento, estuvieron este jueves por la mañana en el estadio de San Mamés en una visita que aprovecharon para captar detalles de un estadio que cuenta con el rango de Categoría 4, el máximo otorgado por la UEFA.



Scheider y Cervera ya acompañaron a Peter Lim al estadio de Cortes Valencianas en la visita que hizo el dueño del club a la ciudad el pasado 25 de octubre. De aquella reunión se extrajeron varias conclusiones muy claras. Dos de ellas, que era necesario reformar una parte sustancial del proyecto y capital reducir costes para poder finalizar (por supuesto antes del centenario porque ese es el compromiso) el nuevo estadio.

bilbao hotel accommodation

La comisión ahora debe trasladar el informe elaborado tras inspeccionar San Mamés a Marck Fenwick, arquitecto que diseñó el campo ubicado en Cortes Valencianas.

«Nadie había pensado en la tecnología, en los ingresos... Para toda la parte comercial hay que hacer un proyecto nuevo. Hay que modificar palcos, estudiar cómo vamos a explotar el campo comercialmente, cómo lo vamos a revestir por fuera...», declaraba Amadeo Salvo el pasado mes de enero refiriéndose al proyecto inicial del nuevo estadio del Valencia. La opinión del consejo es que conviene hacer una profunda reestructuración de las ideas previstas en un principio.