martes, 12 de agosto de 2014

San Mamés se prepara para lucirse el día 27

SAN MAMÉS SE PREPARA PARA LUCIR SUS MEJORES GALAS EL DÍA 27, TRAS GANAR UNA SEMANA DE PLAZO

P. RUIZ

27 de agosto. El día D. 20.45 horas. Segundos antes el himno oficial de la Champions emocionará con su montón de decibelios de potencia a 53.000 personas. Se tratará de una instantánea histórica. El bautizo de un San Mamés por fin a pleno rendimiento, después de un año de transición, con solo tres cuartas partes operativas. Será en un partido grande. Un Athletic-Nápoles, con el ansiado billete a la fase de grupos de la máxima competición continental en juego. Puro éxtasis. Fútbol en mayúsculas. Una auténtica Catedral de Champions.



Restan 17 días por delante. Poco más de 400 horas de intensos trabajos. Una carrera a contrarreloj, como ha sido la tónica desde que se iniciara la construcción de la nueva joya de la corona, como así lo describieron en la presentación del proyecto los cinco socios propietarios del campo -Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao-. Es la tiranía de los plazos. En el camino, ha asomado mucho sufrimiento, algunas dosis de polémica, conflictos laborales, un sinfín de ideas, garabatos y una riada de satisfacción a medida de que cumplían los compromisos adquiridos.

San Mamés brillará como nunca el 27 de agosto. El pasado viernes se visualizó el traje de boda, cuando se colocó la última loseta que culminaba la instalación de toda la cubierta, con lo que La Catedralofrece hacia el exterior la majestuosidad de su carcasa, la que impone, enamora, a primera vista. Se trató de un paso simbólico, largamente esperado, si bien los operarios continuarán inmersos en su misión de rematar la obra, esos despuntes que no se exteriorizan, sobre todo porque los antecedentes reclaman hilar fino en el objetivo de que no se repitan las goteras que tanto incordio y polémica generaron en su Tribuna Norte.

URBANIZACIÓN EXTERIOR La zona sur, la que restaba por levantar, se ha edificado prácticamente en tiempo récord. En solo doce meses. Faltan, eso sí, los remates que pongan la guinda. San Mames Barria maneja buenos datos. Muy positivos, como avanzan. No en vano, la sociedad propietaria del campo, tal como adelantó este periódico, ha dado el 20 de agosto como plazo máximo a sus contratas para finalizar la urbanización del entorno del complejo más cercano al Ensanche de Bilbao, una semana antes del trascendental encuentro ante el Nápoles de Rafa Benítez. Para entonces, todos los alrededores deberán quedar libres de maquinaria pesada y urbanizados para atender la entrada de los aficionados ya por todas las puertas del campo.

Precisamente, el entorno de Luis Briñas, la conexión con Licenciado Poza, será el que aporte esa imagen que marque un antes y un después. Se tratará de una especie de déjà vu. Sobre todo porque el escudo del Athletic volverá a ser visible desde el centro de la villa, aunque en esta ocasión su soporte será una pantalla LED, la tercera y última que restaba por instalar, que alternará la proyección del símbolo de la entidad con reclamos publicitarios.

San Mames Barria y la ingeniería Idom, encargada de la construcción del campo, se han sentido aliviados por el resultado del sorteo del viernes, aunque este no beneficiara deportivamente al Athletic. Ganan una semana. Conocen que esos días añadidos son vitales de cara a llegar a tiempo. Se verá, dicen, un San Mamés de Champions, si bien no se podrán ocultar esos detalles que desvelan que aún queda obra menor por hacer. Lo más urgente radica en cerrar el córner que cose la tribuna Este con la Sur, donde la última actuación se centra en colocar las escamas blancas que consuman el cerramiento. Después tocará embellecer el interior pendiente, pasillos, anillo VIP...

bilbao hotel accommodation
Fuente: DEIA