sábado, 23 de agosto de 2014

El entorno de San Mamés se quedará con los dos solares de la UPV vallados

El alcalde Areso indica que se ha tomado la decisión para que “la ciudadanía sepa que ahí se levantarán dos edificios”

ALBERTO G. ALONSO





bilbao hotel accommodation


El Ayuntamiento de Bilbao ha decidido que dejará cerrados los dos solares ubicados frente al nuevo estadio de San Mamés. Son las dos parcelas propiedad de la Universidad del País Vasco donde tiene previsto construir dos bloques educativos pero para los que carece de financiación, por lo menos hasta el año 2018, según han indicado fuentes universitarias. La duda sobre qué hacer con estos dos espacios fue solventada por el alcalde Ibon Areso a preguntas de DEIA. El primer edil indicó que “los solares se han vallado y así van a quedar, no se va efectuar ninguna actuación urbana”. Areso razonó que la decisión se ha tomado “para que así los bilbainos sepan que ahí se van a construir los dos edificios en un futuro, porque si dejamos despejados y con uso esos espacios luego nos van a reclamar que se mantengan y no es posible”.

Sobre si la presencia del perímetro cerrado supondrá algún problema a la hora de salir los aficionados del estadio Areso no lo cree. “En el diseño urbanístico de la zona ya está previsto y ahí, en unos años, se van a levantar los dos edificios”, concluye. Algunos vecinos consultados ayer estaban de acuerdo con el alcalde. “Si queda libre todo esto se puede convertir en una zona de botellón por la noche o que sea ocupada para actos en fiestas”, indicó un vecino del portal 11 de la calle Luis Briñas.

Otros, sin embargo, se muestran en contra. José Ramón Diez, propietario del bar Estadium, consideraba que “son un tapón visual y las vallas se llenarán de carteles que van a quedar mal. Además, el difunto alcalde Azkuna dijo que no quería muros, ni vallas en Bilbao”.

La celebración del primer partido del Athletic en el nuevo estadio el próximo miércoles contra el Nápoles ha dado tiempo a concluir con más tranquilidad las obras de acondicionamiento del entorno, las cuales se había previsto finalizar para el pasado martes por si acaso le tocaba primero en Bilbao el partido de previa de la Champions.

Ahora ya con el grueso de los trabajos finalizados, los vecinos de Luis Briñas, Felipe Serrate y el tramo final de alameda de Urquijo y Licenciado Poza se enfrentan a lo que será su nuevo escenario callejero diario. Todos coinciden en que la zona ha quedado mucho mejor: “Ahora las aceras son más anchas”, indica otro vecino de Luis Briñas, poco antes de depositar la basura en la nueva ubicación habilitada para los contenedores.

Para Itziar de Velasco, joven propietaria de uno de los primeros pisos de Luis Briñas 9, “hemos ganado mucho en luz porque antes teníamos el estadio demasiado encima”. Continuó asegurando que “es una gozada la vista del campo y cuando lo han encendido por las noches, en pruebas, es espectacular”.

Rosana Montiel, propietaria del local Los dulces de Pozas, está encantada. “Ha quedado muy bien y es una zona que la gente viene a visitar, aunque no haya partido”. Recuerda cómo el miércoles atendió a turistas norteamericanos, belgas y japoneses que “venían con su guía para ver el campo”. Rosana que ha abierto su negocio en enero, esperaba que el miércoles próximo “será un gran día para el Athletic y para el negocio”. De la misma opinión era el dueño del bar Estadium, justo en frente del local de Rosana. Consideró que “con esta parte del campo terminada y la prolongación de Licenciado Poza abierta la gente ya no pasará por los laterales como ocurrió la temporada pasada”.

Fuente: DEIA