martes, 12 de noviembre de 2013

San Mamés gozará de sus dos miradores desde enero

UBICADOS EN LA TRIBUNA NORTE Y ESTE, APORTARÁN UN PLUS DE FUNCIONALIDAD

PAKO RUIZ

La polémica en torno a las filtraciones de agua que se han detectado en la última semana en San Mamés parece ya desactivada, una vez que todas las partes implicadas se han comprometido en no avivar un "debate ficticio" y, en cambio, sí buscar soluciones y afrontar las actuaciones previstas, tanto para la adecuación de la estructura actual como para cumplir con los plazos de la segunda fase de construcción, que concluirá dentro de un año.



La sociedad propietaria del campo -formada por el Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao- prefiere pasar página y cocinar las posibles correcciones puertas adentro de un proyecto que se maduró bajo el mandado de Fernando García Macua como presidente del club rojiblanco. Con todo, desde San Mames Barria no se quiere echar más sal a la herida e insisten en que "se ha hecho en algunos foros una montaña de un solo grano de arena".

El conflicto surgió por las filtraciones de agua al interior del campo, detectadas en el partido que disputaron el pasado día 2 Athletic y Real Sociedad dentro de la Liga Norte de veteranos, a través del hueco existente en el exterior de la Tribuna Norte. Un espacio abierto que Idom, la ingeniería responsable del proyecto, cerró el viernes a petición de los propietarios del campo, con la finalidad de evitar que se reprodujera el problema.

El cerramiento se efectuó con la colocación de una provisional estructura compuesta por chapas metálicas que blindaron un espacio abierto de 31,5 metros de ancho por 9,8 metros de alto. Un espacio que volverá a ser retocado en próximas semanas, cuando se lleve a cabo la colocación de un vanguardista sistema de aislamiento y cubrición por medio de una vidriera específicamente encargada que será realidad dentro de dos meses.

Será en el próximo mes de enero, por tanto, cuando se dé forma a los dos miradores de los que presumirá San Mamés. El más impactante se ubicará en la mencionada Tribuna Norte, orientado hacia Zorrotzaurre, y se convertirá en una "impresionante plataforma para disfrutar de las vistas" hacia el otro lado de la Ría y hacia el Abra, con el puente Rontegi como referencia. Se adecuarán los pasillos interiores de esa zona del campo, con la finalidad de mejorar la circulación de aficionados y favorecer su acceso al mirador.

Un mirador que tendrá su gemelo en el otro hueco abierto de la fachada, ubicado en la Tribuna Este, en la parte superior de la tienda oficial del Athletic, enfrente del hotel Hesperia Zubialde. Este es un poco más reducido que el de la Tribuna Norte, 25 metros de ancho por 9,8 metros de alto, y que no ha sido necesario cubrir debido a los fuertes aguaceros, ya que no se han detectado filtraciones en ese lateral.

Estos dos espacios estaban destinados para la instalación de sendas pantallas gigantes, las denominadas cortinas LED de última generación, con el fin de que estos soportes publicitarios generaran ingresos extraordinarios, a imagen y semejanza de los operativos en campos europeos cinco estrellas. San Mames Barria, como adelantó DEIA el pasado mayo, decidió renunciar a los mismos y solo contempla la instalación de una pantalla gigante en la futura Tribuna Sur, orientada a la calle Licenciado Poza.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA