martes, 5 de noviembre de 2013

El Athletic busca soluciones para hacer frente a la lluvia

PREOCUPA EL PARTIDO DE ESTE SÁBADO, EN EL QUE SE PREVÉN MÁS PRECIPITACIONES
K. TXAKARTEGI



Los problemas salieron a flote en el primer partido oficial en San Mamés, ante el Celta. Esa tarde llovió sobre Bilbao y los socios de algunas localidades tuvieron que echar mano del chubasquero para protegerse del agua que les alcanzaba hasta empaparles. 

Sorpresivamente, el nuevo campo, una construcción espectacular, tenía una grieta. Y por ella se colaba el agua, la lluvia que es a la capital vizcaina lo que la niebla a Londres. Desde Ibaigane se aseguró entonces que, es cierto, San Mamés está incompleto sin la tribuna aún por levantar y cuyo espacio, o parte de él, ocupa una enorme lona que no puede evitar, por otro lado, que el viento empuje la lluvia hasta asientos que deberían permanecer secos. El cierre definitivo del campo con la construcción de esa tribuna acabará con esos problemas. Eso se explica. Lo mismo que se explica que la UTE adjudicataria de la instalación de la cubierta (Acciona, Inbisa, Murias y Altuna/Uría) ya fue apremiada por el Athletic a acabar con las goteras que se detectaron más adelante, tras otro día de lluvia en Bilbao. Así se van solucionando los defectos que se detectan en la nueva casa rojiblanca. 

Pero preocupa más lo ocurrido el sábado pasado en el partido entre el Athletic y la Real Sociedad de la Liga Norte de veteranos, cuando volvió a llover sobre Bilbao y el agua se filtró al interior del nuevo campo provocando anegaciones puntuales en la tribuna norte que han generado una evidente inquietud en la sociedad propietaria del campo (formada por Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, Gobierno vasco, BBK y Ayuntamiento de Bilbao). Así que, intranquilos, ayer mismo, cuando un aguacero empapaba de nuevo la capital vizcaina, efectuaron una visita a las instalaciones para contemplar la manera en la que el agua, junto al viento, burlaba la resistencia de la innovadora cubierta del campo, formada por lamas que dejan zonas sin cubrir, sobre todo por los huecos que se visionan hasta que se instalen las futuras pantallas LED (el soporte para publicidad estética). La inspección se llevó a cabo ante la presencia de algunos representantes de la Ingeniería Idom, la responsable de la fachada del nuevo campo, a la que el Athletic y el resto de socios de la San Mames Barria le han pedido la valoración de las causas que provocan esas inundaciones y que tome las medidas oportunas para evitarlo.
CIERTA URGENCIA Se trata de una valoración de cierta urgencia, pues en el club preocupa la inmediatez del partido que este sábado disputan los rojiblancos en San Mamés ante el Levante de Caparrós. Ese día las previsiones anuncian que volverá a llover en Bilbao y en Ibaigane temen que se vuelvan a producir las filtraciones que se detectaron el sábado en la tribuna norte, también en la primera fila, como se reiteraron durante el día de ayer.



Fuente: DEIA