jueves, 1 de agosto de 2013

Indumental Recycling recicla las 90 toneladas de los asientos de San Mamés

Los viejos asientos del estadio de San Mamés serán reciclados por la compañía Indumetal Recycling para la recuperación de sus contenidos en acero y plásticos, que servirán para su reutilización como materias primas. Se trata de más de 90 toneladas de acero, polipropileno y polietileno con los que estaban fabricados los asientos de la vieja catedral.



Una parte importante de estos asientos los destinó el club a atender peticiones de otros clubes vizcainos para completar y mejorar sus instalaciones. El resto serán reciclados como residuos para la reutilización posterior de sus componentes útiles, según han confirmado desde la compañía.

En el proceso de demolición del campo están gestionándose distintas fracciones de residuos, cada una de ellas a través de gestores debidamente autorizados. En este caso, se trata de la empresa bilbaina Indumetal Recycling, quien ha sido la encargada de reciclar las 90 toneladas de plástico y acero de los asientos, así como 8 toneladas de RAEE (aparatos de ofimática, monitores, ordenadores, lámparas de emergencia, electrónicas, etc.) que quedaban en el interior de las instalaciones del campo. También se ha recogido aproximadamente una tonelada de residuos de fluorescentes, LED, o baterías, entre otros, que se han enviado a Recypilas para su reciclaje

El reciclaje de los asientos es un proceso industrial en el que, por un lado, se separa la parte metálica que se destinará a acerías y será de este modo devuelta al circuito productivo. Por otro lado, en el proceso de tratamiento se separarán los dos tipos de asientos, los de polietileno y los fabricados con polipropileno. De este modo, se trata de recuperar estas fracciones plásticas para hacer granza (troceado de plástico). La granza es un subproducto que a través de diversos procedimientos técnicos las empresas del sector pueden utilizar en procesos de inyección para nuevas piezas de plástico. Entre las nuevas aplicaciones a las que se destinará este plástico reciclado está, por ejemplo, la automoción, piezas diversas de material eléctrico y mobiliario urbano.

Una de las ventajas de gestionar estos residuos a través de Indumetal Recycling, es que todo el proceso se realiza en Bizkaia, evitando el desplazamiento de los residuos y aportando trabajo y valor añadido a la industria local.

Fruto de la labor realizada por su departamento de I+D+i, Indumetal Recycling ha desarrollado en los últimos años una serie de innovaciones en su proceso productivo. Así, además de gestionar los RAEE, ha ampliado su abanico de los residuos tratados en sus instalaciones, incluyendo el reciclaje de todo tipo de plásticos, hasta alcanzar una capacidad anual de 3.000 toneladas.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA