jueves, 25 de noviembre de 2010

San Mamés acogerá de nuevo a la selección vasca

Todo apunta a que el nuevo encuentro de la tricolor se disputará el 28 de diciembre en San Mamés frente a un rival todavía por designar

Se busca rival para el próximo 28 de diciembre en San Mamés. Los jugadores de Euskal Herria confirmaron ayer a la Federación Vasca de Fútbol su disposición a volver a tomar parte en el tradicional encuentro de Navidad tras dos años de ausencia. Encuentro destinado, entre otras metas, a conseguir la oficialidad de la ahora denominada Euskal Selekzioa.


Representantes de las plantillas de Athletic, Real, Eibar y Real Unión mantuvieron el pasado lunes una reunión en Durango de la que salió el pertinente acuerdo para retomar los choques amistosos del combinado vasco. En un escrito en euskera remitido al diario Gara, los futbolistas indicaban que "hemos tomado la decisión de jugar para ahuyentar las interpretaciones malintencionadas y para que la sociedad vasca tenga claro que los futbolistas vascos estamos dispuestos a vestir la camiseta de nuestro pueblo y defender nuestros colores, tanto en el campo de fútbol como en todos los sitios que haga falta".

Los futbolistas realizan además "un llamamiento a la sociedad vasca para convertir el día del encuentro en una jornada de reivindicación" en favor de la oficialidad y precisan que "el derecho a decidir a qué colores animar o qué colores defender, sin imposiciones, es un derecho básico". Los firmantes de dicho comunicado se muestran además muy críticos con la Federación Vasca de Fútbol, a la que censuran su falta de "voluntad para intentar dar pasos en el camino de la oficialidad de la selección de Euskal Herria, poniendo como excusa las limitaciones que tiene".

Los jugadores acusan además a la entidad presidida por Santiago Arostegi de querer organizar estos partidos "solo para sacar beneficios económicos con los que redondear su presupuesto anual". Pese a considerar "desesperante" la actitud de la Federación Vasca, los futbolistas vascos apuestan por huir de confrontaciones y jugar, con el objetivo de que este partido "sea el fin de un ciclo y el inicio de otro".

Se busca adversario

Desde la Federación no quisieron entrar a valorar ayer el acuerdo alcanzado por los futbolistas, aunque se congratularon por la noticia. La entidad presidida por Arostegi busca ahora rival al que medirse el 28 de diciembre en La Catedral. Dentro de los acuerdos alcanzados con los jugadores cabe destacar también la adopción de la denominación Euskal Selekzioa, la celebración de dos partidos anuales, el impulso al denominado 'Torneo de las Naciones' y el dar más pasos hacia la oficialidad

Fuente: Mundo Deportivo