lunes, 21 de junio de 2010

El "Boss" publica mañana un doble DVD de la gira que pasó por el estadio de San Mamés



Aprevechando este año de parón con su banda, Bruce Springsteen saca mañana al mercado London calling: live in Hyde Park(Sony.BMG), un doble DVD grabado en alta definición que documenta su último tour mundial, el de presentación de su disco Working on a dream, que recaló en el estadio de San Mamés de Bilbao. El álbum debe su título a la canción de The Clash, con la que abre un recital que ofrece 163 minutos de duración y un total de 26 canciones propias y versiones diversas grabado en Londres hace un año.
El doble DVD recoge el concierto que Springsteen y su The E Street Band ofreció el 28 de junio de 2009 en el festival Hard Rock Calling de la capital británica. Un documento de casi tres horas de duración que comienza a la luz del día y termina con una magnífica puesta de sol, embocando la noche. El DVD permite a los espectadores recorrer canciones de todas las épocas de Springsteen desde los tiempos deBorn to run a la era Working on a dream, incluyendo versiones de The Clash (London calling), Jimmy Cliff (Trapped), The Young Rascals (Good lovin) y Eddie Floyd (Raise your hand).
Springsteen también interpreta favoritos como Hard times (come again no more), escrita por Stephen Foster en 1854, temas antiguos comoBadlands y recientes como Outlaw Pete, y un escalofriante Racing in the street, con su autor cantando parte sus casi 10 minutos con los ojos cerrados y concentrado al máximo. Brian Fallon, del grupo The Gaslight Anthem, se sube al escenario como invitado para cantar con Springsteen el vigoroso y luchador No Surrender.
El concierto, supervisado por Tom Zimny, ganador de varios premios Grammy y Emmy, y el director Chris Hilson, colaborador habitual de Bruce desde hace décadas, cuenta con un sonido espléndido, mezclado por otro habitual, Bob Clearmountain. Como material extra se incluyen imágenes tras el escenario de The River filmadas el 27 de junio de 2009 en Glastonbury y el vídeo completo de Wrecking Ball, rodado en el Giants Stadium de Nueva Jersey.

Fuente: Deia