martes, 9 de marzo de 2010

El Gobierno Vasco se podría quedar fuera del nuevo campo

Macua podría anunciar que rechaza sus condiciones para ser socio.



Nika Cuenca | 09/03/2010

La Sociedad San Mamés Barria, en la que participan el Athletic, la Diputación de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao y la BBK, sopesa dejar fuera del acuerdo para la construcción del nuevo campo al Gobierno Vasco por discrepar con las exigencias de éste para apoyar económicamente el proyecto.
Según ha podido saber AS, el Gobierno Vasco pretendía la construcción de una instalación deportiva que no encaja con los planes de la sociedad como contraprestación a la ayuda económica que se le solicitaba.
La situación ya nació enconada, con un cruce de declaraciones, antes y después de la presentación de la maqueta, allá por octubre en la Diputación. De hecho, el lehendakari, Patxi López, no asistió a la presentación, en la que el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, envió un serio recado al Gobierno Vasco.
Salvo imprevisto cambio de giro antes de la una de la tarde, hora a la que el Athletic ha convocado una rueda de prensa en Ibaigane, Fernando García Macua anunciará tal extremo y empieza un nuevo plan para compensar los 55 millones que se esperaba aportase Ajuria Enea.
En principio, la nueva situación supone un varapalo económico. Macua anunciará que la primera piedra se pondrá en abril y que se abrirá el concurso para la construcción. El presupuesto para la construcción es de 175 millones. La reunión que tuvieron en septiembre Patxi López y Fernando García Macua dejó claro un principio de acuerdo, pero no se llegaron a poner por escrito las condiciones del mismo. Inicialmente, se habló de una pista de atletismo, a lo que el Athletic se negó rotundamente y luego, de locales para distintas organizaciones. El caso es que el asunto se ha enquistado. Macua puede acudir a la rueda de prensa de esta mañana sin José Luis Bilbao, Iñaki Azkuna y Mario Fernández, los tres máximos representantes de las otras entidades que están con el Athletic en este fundamental proyecto para el club, que quiere albergar una sede del Mundial de 2018.


Fuente: AS