miércoles, 31 de marzo de 2010

El Ayuntamiento dará hoy el primer paso para entrar en San Mamés Barria


El convenio de concertación con la Diputación y el Athletic supone un nuevo avance administrativo hacia el futuro estadio


JOSU GARCÍA josugarcía@diario-elcorreo.es | BILBAO.



La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Bilbao dará previsiblemente hoy luz verde al convenio de concertación que firmará la institución local con el Athletic y la Diputación para gestionar el área de transformación urbanística de San Mamés. Este trámite supone el primer paso para que el Consistorio entre a formar parte de la sociedad que promoverá el futuro campo para el club vizcaíno.
El convenio constituye un avance más en el complejo proceso legal necesario para que la iniciativa cuaje de forma definitiva. La Corporación presidida por Azkuna entrará a formar parte de la entidad a través de una aportación en especie. Es decir, no comprará con dinero contante y sonante las acciones que le corresponden, sino que las adquirirá a partir de las cantidades que debería percibir en concepto de tasas e impuestos. Además, el Ayuntamiento está dispuesto a convertir la reserva del 15% del aprovechamiento en un polideportivo que, a día de hoy, cuenta con el visto bueno de todas las partes.
El convenio de concertación, un instrumento que es previo a la reparcelación y posterior a la modificación del Plan General y a la aprobación del Plan Parcial, deja algunos datos de interés. En concreto, se vislumbra ya el coste que tendrá la urbanización para los propietarios de los terrenos. En este sentido, se ha previsto una cantidad que supera ligeramente los 14,5 millones de euros (14.625.799 euros). Con estos fondos se sufragará la construcción de los viales, de las aceras y de todo el mobiliario público (aceras, arbolado, alumbrado...).
Fianza de 432.000 euros
Para seguir adelante con la iniciativa, el área de Urbanismo pide a los promotores que depositen una fianza. El depósito se ha establecido finalmente en 432.000 euros. Esta aportación dineraria tendrá que ser afrontada en solitario por el Athletic, ya que la Diputación, al ser una Administración pública, está eximida en aplicación de un principio de lealtad interinstitucional.
Otro de los puntos que clarifica el convenio de concertación es quién tendrá que hacer frente a las cargas de urbanización. En este sentido, se libera de los costes a la Universidad del País Vasco (UPV), como así establece la ley. La entidad académica contará con nuevas instalaciones y alcanzó un acuerdo privado con la Diputación para afrontar parte de la factura derivada por este concepto. El dictamen del Ayuntamiento reconoce la existencia del pacto. No se opone, pero, con el objetivo de darle forma legal, obligará a ambas partes a arreglar el asunto entre bambalinas.
El convenio de concertación se establece para una superficie de 63.000 metros cuadrados. Se trata de una operación urbanística de primer orden para Bilbao. La construcción del nuevo campo, de los accesos y del campus tecnológico de la UPV ha implicado a las tres administraciones (local, foral y autonómica), la BBK, la Universidad y a varias empresas privadas.