viernes, 6 de marzo de 2009

La noche mágica de San Mamés en los medios digitales

Hay algo en común en todas las noticias que hablan de la semifinal de Copa del Athletic: San Mamés y su afición. Unos ejemplos:




Y el mundo deportivo español (el vasco ya lo sabía) se rindió a la magia de este estadio. No hay un periódico, una tertulia, un informativo que no hable hoy de ese ambiente, de ese espectáculo que sólo San Mamés es capaz de lograr. Esa unión de unos jugadores, con un equipo, con un estadio, con una ciudad, una provincia, con una afición que llega mucho más allá de los límites de Orduña, Ondarroa o Muskiz.

Nosotros ya sabíamos de lo que es capaz de hacer San Mamés, pero no está mal que fuera del entorno rojiblanco de vez en cuando se den cuenta, que este club no es uno más, sino que pasea por el mundo con gran orgullo su especial forma de ser. Los insultos, los malos recibimientos habituales en los estadios rivales (salvo honrosas excepciones: Soria, Vigo, Valladolid, la Sevilla rojiblanca, Vila-Real, Tarragona,..) se han convertido estos días en apoyos y gestos de admiración.

A todos ellos, y en especial a la gente del Sevilla que tuvo el placer de poder decir "Yo estuve allí" y que tuvo un magnífico comportamiento antes y después del partido, ESKERRIK ASKO.

Hasta el árbitro del partido (el internacional Mejuto González) reconoció no haber vivido algo así en su vida:



Mejuto González mostró ayer su asombro ante lo vivido el miércoles en San Mamés. Su experiencia como árbitro internacional le ha llevado por los mejores campos del mundo. Pero lo que ocurrió en Bilbao fue algo inédito para él. Según declaró ayer a la cadena Ser en Asturias, ni en Anfield, estadio del Liverpool, ha visto algo parecido a lo que protagonizó la afición del Athletic, que no paró de animar durante los noventa minutos y saltó al césped nada más pitar el final. Mejuto aseguró que el estruendo del estadio le impedía comunicarse con los futbolistas, que ni siquiera escuchaban sus pitidos.
¿Es necesario decir algo más?

¡Y no!, no hemos vuelto porque nunca nos fuimos.

GORA ATHLETIC!!!