jueves, 26 de febrero de 2009

Las entradas para el Athletic-Sevilla no se han agotado todavía



BILBAO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -


La taquilla de San Mamés aún tiene papel sin vender para la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey entre el Athletic y el Sevilla del próximo miércoles, pese a la larga cola de aficionados que desde ayer se dio cita en el estadio rojiblanco.

Las aproximadamente 1.200 personas que habían guardado cola desde anoche y desde primera hora de la mañana de hoy jueves lograron hacerse con su ansiada entrada (dos por persona) pasadas las doce y media del mediodía. Agotadas las localidades de Preferencia, las más baratas, en taquilla sólo quedan entradas de las de 85 euros.

Las noticias sobre el millar de aficionados que habían pasado noche para comprar una entrada para la semifinal han retraído a muchos seguidores rojiblancos, que pensaban que las entradas se agotarían rápidamente.

Las únicas que sí se han agotado son las que se pusieron a la venta esta mañana en los cajeros multiservicio de BBK, que 'desaparecieron' en apenas un cuarto de hora.

Unos 800 aficionados hicieron cola desde anoche con la esperanza de poder hacerse con un billete para asistir al que puede ser el regreso del Athletic a una final de Copa, 24 años después. Los valientes seguidores rojiblancos, venidos no sólo de Vizcaya, sino también de distintos puntos de España, e incluso de Italia, hicieron frente a las frías temperaturas de la noche, cercana a los 6 grados, como prendas de abrigo, mantas, tiendas de campaña y café, pero también buenas dosis de alcohol. Sobre las nueve de las mañana, el Athletic, a través de su Fundación, tuvo la deferencia de ofrecer chocolate caliente a los sufridos aficionados.

Un millar se congregaba alrededor del estadio del Athletic a las 10:15 horas, momento en el que se abría la taquilla, poniendo a la venta unas 2.500 entradas, una vez que ayer acabó el plazo para que los socios retiraran su localidad (32.000, lo que supone un 93 por ciento del papel destinado a los socios).

En ese momento se produjo algún incidente, provocado por el intento de algunas personas de 'colarse'. En su mayoría eran 'reventas' , cuyas intenciones fueron frenadas por quienes velaban armas desde la noche. Los 'pícaros' fueron abucheados y sacados del recinto por los servicios de seguridad.




Fuente: Europa Press