martes, 21 de agosto de 2007

San Mamés, la Catedral, cumple hoy 94 años

El estadio fue inaugurado con un triangular entre el Athletic Club, el Real Unión de Irún y el londinense Sheperd's Bush

Hoy, 21 de agosto, es el 94º añiversario de la inauguración del campo de San Mamés.

La ‘CATEDRAL’, que toma su nombre del Asilo, la capilla y del entonces cercano caserío ‘San Mamés’, y también la vega donde se encontraban, fue inaugurada el 21 de agosto
de 1913.

Días antes, todo estaba dispuesto para la gran fecha. Las esquinas de Bilbao se poblaron con el anuncio de los tres partidos programados para la inauguración entre el Athletic Club, Racing Club de Irun y Sheperd´s Bush de Londres. El anuncio en cuestión fue un admirable cartel, pionero en el fútbol estatal,
obra de Arteta. Los precios para presenciar cada encuentro oscilaban entre las 18 pesetas para los palcos con seis asientos, a la peseta de la entrada en general.


El jueves 21 de agosto de 1913, a las 3´30 de la tarde, se abrieron por vez primera al público las puertas de San Mamés. En la Gran Vía se podía observar, hasta la puerta del parque de la Santa Casa de Misericordia donde quedaban aparcados, dos larguísimas filas de automóviles y coches, lo que denotaba que las más distinguidas familias de veraneantes se acercaron a disfrutar de este evento. Por las aceras una interminable muchedumbre se aproximaba a pie al nuevo recinto.


A las 5´15, momentos antes del comienzo del encuentro, San Mamés registró su primer lleno, más de 7000 espectadores entre los que se encontraba presente todo el Bilbao “elegante”. El partido era de la máxima expectación: el Campeón de España, Racing Club de Irún, y el Athletic Club. A las 5´20 Seve Zuazo puso a rodar el pelotón. Apenas cinco minutos después Pichichi anotó el primer tanto en la Catedral: “tras un pase de José Mari Belauste desde su campo a Acedo, quien lo pasó a Zuazo, quien cede a Moreno (Pichichi), quien desde lejos lanza un fenomenal shoot atravesado, colocando la pelota dentro de la red por uno de los rincones”. Diez minutos después Patricio marcó el gol del empate, resultado con el que finalizó el primer encuentro disputado en San Mamés.
A pesar de que se intuía la grandeza y majestuosidad del campo, pocos podían prever la grandeza que poco a poco fue cogiendo ese, entonces, nuevo terreno: San Mamés, la Catedral.

NOTA: algunas fuentes como el periódico de la Gazeta del NOrte, dan como autor del primer gol en San Mamés al rojiblanco Zuazo.

Fuente: Redacción - santimami