lunes, 19 de marzo de 2007

Urquijo: ''Si dejamos pasar este momento probablemente no haya otro''

La presidenta del Athletic Club, Ana Urquijo, aseguró que si el club bilbaíno deja 'pasar este momento' para construir un nuevo campo de fútbol, que también se llamaría San Mamés, 'probablemente no haya otro' para edificar un estadio tal y como 'lo quieren' sus socios y la propia entidad.

'Ahora es el momento porque se han conjuntado todos los parámetros que han hecho posible la construcción del nuevo campo', explicó Urquijo en un desayuno con los medios de comunicación en la sede social del club rojiblanco, el Palacio de Ibaigane.

La presidenta del Athletic se refería así al apoyo institucional que ha recibido la iniciativa que la Junta Directiva someterá a refrendo de la Asamblea Extraordinaria de Socios Compromisarios convocada para este próximo viernes en el Palacio de Euskalduna.

Para Urquijo, el nuevo campo de fútbol 'es esencial para el desarrollo del futuro del Athletic y una oportunidad única para consolidarse como una entidad moderna y fuerte'.

'El nuevo estadio, cómodo y vanguardista, nos va a garantizar el futuro económico. Es un desafío exigente pero ilusionante', resumió sobre la percepción que su equipo directivo tiene de la nueva instalación, cuya ubicación se sitúa junto al actual San Mamés y para cuya construcción el Athletic ha llegado a un 'acuerdo marco' con la Diputación Foral de Vizcaya y la Bilbao Bizkaia Kutxa.

Si la Asamblea de Compromisarios lo aprueba, el Athletic contará con un estadio de categoría '5 estrellas', según calificación de la UEFA, y cuyo coste 'no tendrá incidencia' en los sucesivos presupuestos anuales del club.

El vicepresidente, Juan Carlos Ercoreca, que estuvo en la reunión junto a Urquijo y los directivos Fede Arruti e Iñaki Villanueva, afirmó que 'no sólo no sufre pérdida patrimonial con el nuevo campo, sino que gana', a pesar de que compartirá la propiedad con sus socios en la sociedad San Mamés Barria, creada con el único fin de construir un nuevo campo para el Athletic.

Ercoreca explicó que si el Athletic quisiese vender ahora San Mamés (que tiene una planta de unos 22.000 metros cuadrados) 'su valor sería cero', ya que su uso sólo puede ser deportivo y no habría compradores, y que con el nuevo campo (42.000 metros cuadrados) el Athletic gestionaría el doble de terreno.

Destacó que el acuerdo de tomar todas las decisiones 'por unanimidad' en la Sociedad San Mamés Barria le permite al club rojiblanco tener siempre capacidad de decisión sobre una instalación de la que será su 'único' usuario y gestor.

Ercoreca apuntó también las ventajas de la Diputación y la BBK con la construcción del nuevo estadio. Las de la entidad financiera las centró en las vías de negocio que se le pueden abrir con él tras 'sembrar' ayudando a su construcción y las de la institución foral, la de 'ganar un motor importante para la economía de Vizcaya'.

El vicepresidente primero del Athletic cifró en '200 millones de euros' el impacto del nuevo campo, una vez construido, en el 'Producto Interior Bruto de Vizcaya'. Según aseguró, el impacto en el PIB vizcaíno del actual San Mamés es de '74 millones de euros' y el del nuevo 'en la fase de construcción' será de '104 millones'.

Los dirigentes del Athletic adelantaron que esperan hacer '10.000 nuevos socios' con el nuevo campo, cuyo coste será de unos 180 millones de euros y tendrá un aforo de unos 56.000 espectadores.

El actual tiene un aforo de unos 40.000 espectadores y el número de socios con los que cuenta el club bilbaíno, que tiene 'una gran demanda' para ampliar esa cantidad, es de más de 34.000.

En la asamblea del viernes, para alcanzar el refrendo de sus socios compromisarios, la Junta Directiva tiene que conseguir el aval de al menos dos tercios de los que participen en la votación.

De cara a esa consulta, Urquijo subrayó que la construcción del nuevo campo 'no tiene nada que ver con el tema deportivo'.

No obstante, admitió que la situación por la que pasa el equipo rojiblanco, en puestos de descenso a once jornadas del final e inmerso en una mala racha de resultados, 'no es el marco' que le 'hubiese gustado' para acometer un asunto de tal envergadura.

En todo caso, pidió 'responsabilidad' a 'todos' en la votación del viernes, ya que lo único que se persigue con la construcción del nuevo campo 'es hacer Athletic' y situar al club rojiblanco 'en el Siglo XXI'.