viernes, 23 de marzo de 2007

El Athletic busca hoy el aval de los compromisarios para su proyecto estrella

La junta confía en que los socios den en el Euskalduna el pistoletazo de salida al nuevo San Mamés La grave crisis deportiva del equipo se abordará después de la votación sobre el estadio

J. ORTIZ DE LAZCANO j.o.lazcano@diario-elcorreo.com/BILBAO

El nuevo San Mamés comenzará a abrirse hoy paso si dos tercios de los compromisarios del Athletic que asistan a la asamblea extraordinaria convocada para este fin a las 19.15 horas en el Palacio Euskalduna dan luz verde al proyecto que les presenta la directiva. La junta examina ante los socios su plan más emblemático, el que permitirá al club consolidar su músculo financiero, incrementar en diez mil personas los 34.373 socios actuales y aumentar su actual aforo de 40.000 espectadores a 55.900. Según los dirigentes, el rechazo de los socios supondría una catástrofe para la entidad porque se abriría un extenso periodo de incertidumbre sobre el futuro del nuevo campo. «Si no se aprueba ahora, el tren pasa», advirtió la presidenta, Ana Urquijo, en la entrevista publicada ayer por este periódico.

Los sondeos previos realizados por el club hablan de un rotundo éxito de la propuesta. Como desveló este periódico el lunes, encuestas realizadas el pasado mes de noviembre por la junta entre una parte de los 1.200 compromisarios indican que el 97% de ellos se muestran a favor de que el nuevo campo se levante en los terrenos de la antigua Feria de Muestras. «Esperamos sacar adelante el nuevo campo. Vamos con esa confianza porque el proyecto es impecable, está bien sustentando y es lo mejor para el club, aunque es evidente que no es el mejor momento para poner el asunto sobre la mesa y que tenemos nuestras dudas», indicó un importante dirigente del club en la tarde de ayer.

El club enfatiza que los socios y aficionados ya han expresado su apoyo al estadio al acudir de forma importante a la sala de trofeos y exposiciones de San Mamés, por donde en las dos últimas semanas han pasado tres mil personas para ver 'in situ' las tres maquetas del futuro coliseo rojiblanco, su ubicación en la ciudad y un corte trasversal de la grada. «Entre las opiniones recabadas se aprecia el entusiasmo que despierta en Bilbao un campo de los denominados cinco estrellas. 'A la altura de este club', 'muy atractivo' y 'como merecemos esta afición' son algunas de las impresiones que el nuevo San Mamés ha generado entre los socios y simpatizantes», subrayó ayer la entidad a través de su web.

Sin embargo, la junta percibe el peligro de que la explosiva situación que vive el equipo pueda afectar al resultado de la votación. Para paliar este efecto, ha decidido establecer al final de la asamblea un turno de ruegos y preguntas en el que los asistentes podrán manifestar su opinión y pedir explicaciones sobre la penosa situación clasificatoria. «Una vez que se haya debatido y votado sobre el campo, daremos la palabra para que los compromisarios hablen de lo que quieran, porque hemos detectado muchas ganas entre la gente de referirse al momento del equipo», indicó una fuente de la junta. Ésta fue una de las decisiones adoptadas por los dirigentes en la reunión celebrada en la tarde de ayer en Ibaigane, en la que ultimaron los asuntos de intendencia referentes al acto del Euskalduna. «A quien quiera hablar de cosas que no sean el campo en la primera parte de la reunión se le remitirá a la parte final», adelantó un miembro del equipo de gobierno rojiblanco.

Vídeo de respaldo

Los estatutos obligan a la junta a sacar adelante la propuesta con los votos a favor de «dos terceras partes de los asistentes». El reglamento iguala por tanto los votos en blanco y los nulos con los contrarios. «Creemos que sacaremos adelante el nuevo campo, pero es evidente que necesitamos un refrendo muy importante», indicó un dirigente. Ana Urquijo, el vicepresidente primero, Juan Carlos Ercoreca, y el arquitecto y dirigente Fede Arruti serán los encargados de defender ante los compromisarios el proyecto del futuro estadio.

De cara a conseguir que los socios se conciencien de la importancia de la iniciativa, se emitirá a los compromisarios un vídeo en el que varias personalidades del entorno social y deportivo de Vizcaya se manifestarán públicamente en favor del nuevo San Mamés. La junta, sin embargo, no ha podido obtener el apoyo de la totalidad de los siete ex presidentes vivos. La mayor parte de ellos (Eguidazu, Lertxundi, Ugartetxe y Lamikiz, al menos) han declinado tomar parte en esta campaña promocional.



Fuente: El Correo Digital

Foto: Deia