jueves, 3 de abril de 2014

San Mamés prevé ofrecer todo su aforo desde agosto

LAS OBRAS DE LA TRIBUNA SUR CUMPLEN LOS PLAZOS, VISIBLES CON LA FINALIZACIÓN DE SU PRIMER GRADERÍO Y EL CERRAMIENTO DEL ANILLO QUE LA UNE AL RESTO DEL CAMPO

PAKO RUIZ

Los plazos se están cumpliendo. Se manejan unos imprevistos, como ocurre en este tipo de construcciones de magnitud, pero el ritmo de los trabajos apuntan a que a mediados de agosto San Mamés tenga operativo casi el cien por cien de su aforo". La declaración emana desde la sociedad propietaria del nuevo campo que tira de un positivismo moderado, pero optimista al fin y al cabo. La segunda fase de las obras, que absorben una inversión de 29,5 millones de euros, se acerca a su primer año de actividad, momento en que puede presumir de la finalización del primer graderío, la grada baja, ya visible y a la que solo resta revestirla con la instalación de las butacas.



Así lo subraya Óscar Malo, director del proyecto, en reflexiones que recoge el Athletic a través del boletín oficial que puso en manos de sus socios el pasado sábado, como motivo del encuentro ante el Atlético de Madrid, que se llevó la victoria. "Estamos terminando de hormigonar la planta segunda, nos quedan la tercera y la cuarta, que son más pequeñas, y con eso acabaríamos la estructura de hormigón y la estructura mixta del estadio", apunta Malo, que resalta que a día de hoy están trabajando en ese espacio alrededor de 150 personas.

El profesional de Idom, la ingeniera encargada de la construcción del campo, hace hincapié en la trascendencia que ha supuesto "cerrar el anillo", lo que se conoce como la conexión de la tribuna sur, la que se está levantando, con el resto del complejo, lo que visualiza un estado real del retrato de las obras. "Toda la grada baja está acabada. Vamos ahora con el anillo intermedio, los palcos y los asientos; y arrancaremos con el graderío alto. El objetivo es completar el aforo (53.000 espectadores) para la próxima temporada", añadió el director del proyecto, quien desveló la existencia de un "pequeño parón" en el ritmo de los trabajos "a la hora de ensamblar lo que va entre la parte de hormigón y la estructura mixta, pero es habitual en las obras de gran tamaño".

En la última Asamblea General Ordinaria de Socios Compromisarios, el pasado 14 de octubre, José Ángel Corres, vicepresidente del Athletic, tiró de previsiones en su intervención en el Teatro Arriaga, en la que avanzó que la construcción total del campo se data para la primavera de 2015, periodo en el que debe culminarse, no solo las gradas ni los palcos VIP -976 plazas, ya que cada palco debe tener un mínimo de ocho asientos hasta un máximo de 32, según el planteamiento que se maneja a día de hoy-, sino también el acondicionamiento interior de las instalaciones de la zona sur, que se emprenderá a partir de verano y que requerirán un plazo de seis meses.

Este capítulo genera una cierta expectación dentro de San Mames Barria, especialmente ante la posibilidad, cada vez más cercana, de que el Athletic se haga con una plaza en la próxima edición de la Champions, con lo que los de Valverde podrían disputar el primer partido de la última eliminatoria previa en Bilbao el 19 o 20 de agosto. Con ese motivo, la UEFA efectuaría en días previos a ese estreno una visita minuciosa a las entrañas del campo, del que sabe que se encontrará en obras, para dar supuestamente su visto bueno, aunque se espera la petición de ciertas correcciones o matices por parte del organismo europeo, cuya cúpula, con Michel Platini, ya recorrió La Catedral el pasado diciembre, con motivo de la celebración en la capital vizcaina de la reunión de su Comité Ejecutivo. Entonces, el presidente de la UEFA alabó tanto las instalaciones de San Mamés como la ciudad de Bilbao, como un guiño a la candidatura de esta a ser una de las sedes de la Eurocopa de 2020, que se conocerán a mediados de septiembre.

En el momento de la visita de Platini, se desconocía el giro que se produjo a posteriori en el asunto de las pantallas gigantes LED, que el Ayuntamiento de Bilbao, como socio de San Mames Barria, había vetado. El consistorio cambió de posición a principios de este año tras las negociaciones llevadas a cabo con los otros socios propietarios, por lo que consintió la instalación de estos tres soportes publicitarios, que se ubicarán en el espacio que ocupa actualmente los dos miradores, en la Tribuna Norte y en la Tribuna Este, y en el futura Tribuna Sur, que se proyectará hacia la calle Licenciado Poza. Los trabajos comenzarán esta primavera, con lo que las dos primeras pantallas podrían estar operativas para los inicios del próximo curso.

DENUNCIA POR IMPAGOS Por otra parte, la empresa Macresa ha denunciado que no ha cobrado por las labores de pintado de los bastidores blancos de la fachada del nuevo San Mamés debido al concurso de acreedores de la empresa Proiek, perteneciente al grupo Fagor. Esta empresa había subcontratado a pequeñas firmas para llevar a cabo la fachada del campo, entre ellas a Macresa, que está situada en el polígono industrial de El Campillo de Gallarta (Abanto-Zierbena) y que se encargó de pintar los bastidores blancos.

Según señalaron a Efe desde Macresa, el concurso de acreedores de Proiek ha afectado a más de una decena de empresas que no han cobrado por sus trabajos diversas cantidades y que en el caso de la empresa de Gallarta asciende a 163.000 euros. La empresa cuenta en la actualidad con diez trabajadores después de que se haya visto obligada a rescindir el contrato a seis trabajadores al no haber cobrado por el trabajo realizado en el nuevo campo del Athletic. La deuda que le ha dejado Proiek es "casi la muerte" para una firma como Macresa en un momento en el que "no hay trabajo suficiente", añadieron.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA