martes, 25 de marzo de 2014

Una empresa denuncia no haber cobrado por trabajos en el nuevo San Mamés

La empresa Macresa ha denunciado hoy que no ha cobrado por las labores de pintado de los bastidores blancos de la fachada del nuevo campo de San Mamés debido al concurso de acreedores de la empresa Proiek, perteneciente al grupo Fagor.

Esta empresa había subcontratado a pequeñas empresas para llevar a cabo la fachada del nuevo campo de San Mamés, entre ellas a Macresa, que está situada en el polígono industrial de El Campillo de Gallarta (Abanto-Zierbena) y que se encargó de pintar los bastidores blancos.



Según han señalado a EFE desde Macresa, el concurso de acreedores de Proiek ha afectado a más de una decena de empresas que no han cobrado por sus trabajos diversas cantidades y que en el caso de la empresa de Gallarta asciende a 163.000 euros.

La empresa cuenta en la actualidad con diez trabajadores después de que se haya visto obligada a rescindir el contrato a seis trabajadores al no haber cobrado por el trabajo realizado en el nuevo campo del Athletic.

La deuda que le ha dejado Proiek es "casi la muerte" para una empresa pequeña como Macresa en un momento en el que "no hay trabajo suficiente", han añadido las fuentes.

Macresa se ha personado en el concurso de acreedores de Proiek y ha negociado con la UTE encargada de construir el campo el cobro de la cantidad adeudada a cambio de emitir los certificados de calidad y garantía de los trabajos desarrollados.

bilbao hotel accommodation

Fuente: DEIA