sábado, 9 de febrero de 2013

El nuevo San Mamés tendrá tres pantallas gigantes en el exterior


SERÁN SOPORTES PUBLICITARIOS DE TECNOLOGÍA LED QUE AUMENTARÁN LOS INGRESOS ECONÓMICOS DEL CLUB

PAKO RUIZ


Dicen que la publicidad es una forma de comunicación persuasiva. Y la imagen es su reclamo más impactante. El futuro San Mamés, que será realidad a mediados del próximo septiembre, se pondrá al servicio del marketing al más puro estilo vanguardista. Es decir, se convertirá, supuestamente, en una fuente de ingresos atípicos. Lo hará a través de las nuevas tecnologías, ya que la fachada del estadio lucirá un sistema de publicidad basado en las denominadas cortinas LED, que son grandes pantallas capaces de emitir contenidos digitales de diversos formatos.

La sociedad propietaria del campo -formada por Athletic, Diputación Foral de Bizkaia, BBK, Gobierno vasco y Ayuntamiento de Bilbao- ha sacado a concurso este innovador soporte publicitario por un coste máximo de 3,3 millones de euros, a los que hay que sumar otros 1,8 millones que invertirá en la instalación de dos videomarcadores sitos encima del graderío superior y enfrentados entre sí en dos esquinas del estadio. Una doble infraestructura que se levantará en dos fases, acorde a los tiempos de construcción del nuevo San Mamés, que se inaugurará con tres cuartas partes operativas del mismo y cuyos trabajos se finiquitarán en septiembre de 2014.

El Athletic, por tanto, se apunta a una tendencia que clubes europeos ya explotan y a la que se ha sumado el mismo Barcelona, que ha instalado en la fachada de su Ciutat Esportiva Joan Gamper, en Sant Joan Despí, dos enormes pantallas de cortinas LED de 250 metros cuadrados, sistema que aplicará en el futuro en un renovado Camp Nou o en un nuevo estadio. El club azulgrana, además, tira de unos cálculos ambiciosos y estima que podría ingresar unos 150 millones de euros anuales por el desarrollo de este innovador sistema publicitario.

TRES UBICACIONES La entidad bilbaina, en cambio, no ha hecho números, que serían, sin embargo, mucho más modestos a los que gestiona el Barça. El proyecto del campo, obra de la ingeniería Idom, propone implementar este sistema en tres localizaciones distintas en la fachada exterior, cada una de ellas con sus respectivas características. La pantalla más impactante, de 31,5 metros de longitud, se orientará hacia Zorrotzaurre, cuya distancia media para la visualización de los contenidos rondará los 500 metros.

Esta cortina LED y la que será visible desde el acceso por el Puente Euskalduna, de 25 metros de longitud, se instalarán a partir del próximo 2 de mayo y los trabajos no deberán exceder los tres meses y medio de duración. La tercera y última pantalla se proyectará en dirección al centro de Bilbao, por lo que será visible desde la calle Licenciado Poza y en la que se mostrará la imagen del escudo del Athletic, con lo que se mantiene la simbología del actual San Mamés. Este soporte, que no se levantará hasta mediados de 2014, será el más modesto en tamaño, 15,5 metros de longitud, y en impacto visual.



Fuente: DEIA