jueves, 19 de enero de 2012

Caparrós: "Que San Mamés se acuerde de mi nombre es especial"

AITOR MARTÍNEZ

Instantes antes de que comenzase el duelo entre el Athletic y el Mallorca, La Catedral se puso en pie para ovacionar a Joaquín Caparrós. El público, en un detalle honroso, quiso así agradecer al técnico de Utrera la labor realizada al frente del conjunto rojiblanco durante los cuatro últimos años, en los que le otorgó una personalidad propia y llegó a clasificar al equipo a la final de la Copa de hace tres temporadas. Rendido ante los aplausos de la grada, Caparrós quiso agradecer el gesto al término del encuentro: "Que San Mamés se acuerde de mi nombre es especial", sentenció, a la par que se acordó del resto de los componentes del cuerpo técnico, Luis Llopis y Luci. "Es emotivo que me hayan ovacionado, desde que me marché siempre he dicho que estoy muy agradecido y lo digo también en nombre del cuerpo técnico", añadió el andaluz, que señaló que "ahora me doy cuenta del privilegio, de la gran fortuna que he tenido de entrenar a un gran equipo como el Athletic. Todo el mundo aprieta desde la grada, con su camiseta y eso hace que los futbolistas estén metidos en todo momento", apuntó el utrerano.

Joaquín Caparrós, en el que fue su primer regreso a La Catedral después de dejar el banquillo rojiblanco, admitió que "es una gozada venir aquí a jugar como local, pero hacerlo en contra es un gran handicap. Los jugadores y la afición saben de la importancia de la Copa y eso hace que el equipo haya puesto esa intensidad". El utrerano lamentó que los suyos no estuviesen a la altura: "Nosotros no hemos estado a ese nivel, al del plus que le da la Copa al Athletic", se resignó.

El Mallorca, que durante la primera media hora de juego aguantó las acometidas rojiblancas e incluso dispuso de dos ocasiones claras para abrir el marcador, se diluyó con el paso del tiempo, especialmente tras el gol de cabeza de Fernando Llorente. Sobre este aspecto, el utrerano quiso otorgarle méritos al conjunto bilbaino: "Hay que darle mérito al Athletic, que nos ha puesto un ritmo alto. Nosotros nos hemos venido abajo en lo físico y puede que hayamos notado el esfuerzo del domingo".

Caparrós, que tal y como reconoció, jugó el partido de San Mamés con la intención de hacer un gol, lamentó no haber podido materializar alguna de las ocasiones. "Gorka ha estado muy bien en dos acciones. Nuestra idea era hacer gol fuera de casa pero no ha podido ser. En la segunda parte nos han hecho el segundo gol y hemos estado a merced de ellos, sin la intensidad que requería el partido", añadió el técnico mallorquinista.
Fuente: www.deia.com