miércoles, 5 de enero de 2011

La noche del orgullo copero en San Mamés

No son los Reyes Magos, aunque también reparten ilusiones. Son los Reyes de Copas, y este miércoles (22.00 h.), tras la cabalgata, sólo quedará uno vivo en el mal llamado torneo del KO. El Athletic, con 24 títulos, recibe en un estadio de San Mamés lleno hasta la bandera, como en los viejos tiempos, al Barça, que logró el número 25 que le da la supremacía en la penúltima edición ante el propio conjunto rojiblanco (4-1 en Valencia en 2009). En la última edición, el equipo azulgrana cayó ante el Sevilla en octavos de final, la misma ronda en la que ahora ve amenazada su continuidad tras el 0-0 de la ida en el Camp Nou.


Hace un año hubo lágrimas en el vestuario del Ramón Sánchez Pizjuán de un Messi que quiere ganarlo todo. Y el argentino, una vez cumplidas sus vacaciones navideñas 'extras', tiene mono de fútbol. Pep Guardiola afirmó este martes que todavía no ha decidido sí alineará al '10' de inicio porque sólo lleva dos días de entrenamientos, pero, aunque estuviese en el banquillo, la mera posibilidad de emplearlo como revulsivo ya parece media vida.



Aunque es segura la titularidad de Pinto en la portería, no se espera una revolución copera en el once de Guardiola, que reconoce que “este equipo se mueve mejor en la rutina de jugar dos partidos por semana”. “Para nosotros es muy importante seguir en la Copa”, subraya. Vuelve Puyol tras otra recuperación meteórica de su lesión muscular con la selección catalana, pero tampoco es segura su inclusión en el equipo de salida, porque Guardiola asegura que ya ha preparado “mentalmente el partido sin él”. También aparece por vez primera Afellay en una convocatoria. Sin embargo, no parece el escenario ni el ambiente más propicio para el debut del holandés.


“El Athletic nos va a atacar, seguro”, manifestó Guardiola, convencido de que Joaquín Caparrós no repetirá el planteamiento ultradefensivo de la ida. Para ello recupera a su referencia en el ataque, Fernando Llorente, que no pudo jugar en Barcelona. Con las bajas del griposo Amorebieta y del sancionado San José, el conjunto vasco arranca con la ventaja del ambiente favorable de los grandes acontecimientos en la historia del Athletic. En las horas previas se recuerdan las emociones vividas en la semifinal de 2009 ante el Sevilla, cuando San Mamés empujó a sus leones con un rugido intimidador.


El Barça de Guardiola, eso sí, le tiene tomada la medida al Athletic, contra el que no conoce la derrota en nueve partidos: siete victorias y dos empates entre Liga, Copa y Supercopa de España. El último precedente, el 1-3 liguero de la presente campaña, un resultado que Guardiola ya ha avisado que “no sirve de referencia ni de nada porque es otro partido y otra competición”.