viernes, 13 de abril de 2007

Revista UEFA: San Mamés Barria

por Jorge Sagarminaga

El pasado viernes 23 de mayo, en la Asamblea de Socios Compromisarios del Athletic Club Bilbao, se tomó una de las decisiones más importantes en la historia del club vasco: la construcción del nuevo San Mamés. El estadio, que tendrá una capacidad de 56.000 espectadores, aproximadamente, estará acabado para el inicio de la temporada 2012/13 y se ubicará en los terrenos de la antigua Feria de Muestras, justo al lado del actual campo.

‘San Mamés Barria’
Para financiar la construcción del estadio se creó la fundación ‘San Mamés Barria S.L.’, formada por el Athletic, la Diputación Foral de Bizkaia y Bilbao Bizkaia Kutxa. Una vez instaurada, la empresa de arquitectos Idom ACXT, con César Azcarate a la cabeza, se encargó de diseñar el proyecto, que fue presentado a los socios compromisarios, encargados de dar su beneplácito al nuevo recinto en la pasada asamblea.

Dos fases de construcción
Cuando acabe la temporada 2007/08 se pondrá la primera piedra del nuevo San Mamés, que se construirá en dos fases. La primera de ellas acabará en febrero de 2011, fecha en la que el equipo podrá jugar aunque el campo no esté terminado del todo. La segunda está prevista que finalice en septiembre de 2012, coincidiendo con el inicio de la temporada.

Mayor aforo
El nuevo San Mamés será un estadio vanguardista, de alto nivel, con una gran prestación de servicios y con un aforo superior al actual para poder responder a las solicitudes de más de 5.000 futuros socios. Dentro del mismo habrá un gimnasio, sala de conferencias, oficinas y muchos más recursos que se irán sumando según se vaya completando el proyecto. Otra de las ventajas que reportará la obra es la rentabilidad económica que supondrá para el club presidido por Ana Urquijo.

‘Efecto presión’
Esta pieza arquitectónica constituirá, sin duda, un símbolo de la ciudad y una referencia para muchos equipos europeos. Será un estadio moderno y cultural que sabrá adaptarse a la perfección al cambio que ha experimentado la propia ciudad de Bilbao en los últimos años. Las gradas se colocarán muy cerca del césped, como se suele hacer actualmente, para conseguir el ‘efecto presión’ sobre el rival.

Un referente de Bilbao
Unas escamas de cristal, sujetas por unas estructuras metálicas que soportarán ambas partes del edificio, cubrirán todo el complejo por fuera. Sin duda, será una visita obligada para todos los turistas que visiten la ciudad.

Efectos luminosos
Uno de los puntos fuertes del nuevo campo será su juego de luces. Durante la noche se encenderá la estructura metálica, por lo que se podrá ver desde toda la ciudad un gran foco, como si de un faro se tratara. En los días de partido, los pasillos del estadio estarán iluminados de color rojiblanco, y cuando el Athletic marque un gol todo el campo se encenderá, de tal manera que aquel que esté por las calles de Bilbao sabrá que el equipo ha marcado.

Adiós a ‘La Catedral’ El nuevo San Mamés es algo que beneficia al club, pero, sin duda, todos los aficionados al fútbol en general y del Athletic en particular llorarán por el derribo de la ‘Catedral del fútbol español’. En junio de 2011 el mítico estadio cumplirá 98 años. Por esas fechas será derruido ante la atenta mirada de todos los nostálgicos, que no olvidarán las tardes gloriosas que ha brindado este clásico del balompié nacional.

Fuente: UEFA